Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Historias en Cubierta – Juancho

leave a comment »

Viento en popa, a toda vela

A Juancho le gustaba experimentar en su cocina, donde era el rey absoluto y nadie, ni el Capitán, lograba imponerse sobre sus decisiones. Acababan de llegar a la costa de La Española en uno de los viajes regulares y se estaban agotando las provisiones del rancho. Bajó al mercado y consiguió el puesto donde una india totalmente arrugada sostenía un atado con unas frutas de colores intensos.

-Y eso qué es – preguntó sin obtener otra respuesta que una sonrisa sin dientes. Ella le extendió la mano con el contenido y se señaló la lengua con uno de sus dedos secos. – Pica – dijo mientras recibía el pago de algunas monedas, tras lo cual recogió la estera y partió a confundirse entre la muchedumbre de piratas, meretrices, aventureros e indígenas que pululaban en ese nuevo mundo que se cocinaba lentamente.

Subió a la nave y comenzó a desempacar la compra del día. Cuando se consiguió con las frutas coloridas se detuvo para admirar la intensidad de los olores que anunciaban prometedores. No lograba imaginar el resultado de su aporte, y aventurado cortó uno de los frutos para conocerlo de primera mano. El cuchillo partió limpiamente el chirel y luego de exponer su interior con semillas y venas inocentes, al cocinero se le ocurrió saborear el dedo impregnado del producto.

El ataque de la capsaicina fue inmediato, las llamas tomaron por asalto la pituitaria y por un buen rato no logró recuperarse. No conocía de un producto similar, pero se propuso domesticar esta maravilla vegetal de la zona tórrida.

La primera prueba consistió en un caldo, al estilo de su Galicia profunda y querida, con un toque del picante. Cuando logró el balance de sabor con el impacto en las papilas, sirvió el almuerzo sin decir palabra del nuevo ingrediente.

-Pero qué bueno está esto, hombre. Qué le habéis echado? – exclamó el Capitán animado, mientras consumía su plato con avidez.

-Pues nada, un poco de esto y un poco de aquello – dijo sin soltar prenda, listo para continuar con sus investigaciones del sabor, animado por la respuesta entusiasta de la tripulación.

La línea de trabajo continuó durante algunos días, en los cuales combinó su secreto en otros platos. Cuando preparó un cerdo asado, en homenaje al cumpleaños del Primero de a bordo, la gente enloqueció por el sabor y la intensidad del plato principal. Todos estaban maravillados. Zarparon en derrota hasta que avistaron el puerto en el extremo opuesto de la isla.

Juancho quería seguir adelante en sus avances que combinaban la vieja comida con los ingredientes nuevos, y se decidió a reponer las existencias de esos rubros. Bajó de nuevo al mercado del Puerto Príncipe apenas echaron ancla, donde consiguió una sección del mercado de aire misterioso. Un sonido como de tambores apenas era perceptible en la trastienda.

La anciana fuma un tabaco de olor penetrante y tiene unas ramas frente a sí. Intrigado por el potencial del producto, se animó a preguntarle.

-Se come? – preguntó llevándose una mano a la boca mientras señalaba con la otra. La mujer de color oscuro, lo miró con sus grandes ojos entre el humo.

-Pues claro, musiú ¡ – sorprendiéndole que hablara su lengua y a pesar de los neologismos que le resultaron desconocidos, pero amigables.

-Y para qué sirve – preguntó con más confianza, mientras tosía por el tabaco ocre que le atacaba sin piedad.

La mujer se quedó viendo por unos instantes la mercancía, la acarició con la vista perdida hacia el infinito.

-Para hacerte feliz, mijito – dijo sin verlo mientras sonreía en silencio con dientes tan blancos como el marfil.

Intrigado se llevó la mercancía, sin saber que por sus encantos una vez que zarparon, la embarcación seguiría eternamente su rumbo en ese Mar Caribe infinito sin tocar otro puerto que no sea el de la felicidad, mientras su tripulación celebra sin parar las ocurrencias del chef que les hizo felices por siempre ¡.

Anuncios

Written by gpisanic

16/09/2010 a 1:01 PM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reiki Y Otras Técnicas

Ámate a ti mismo

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Crónicas de un Guardia de Seguridad

Relatos de romper noche en un puesto de vigilancia con poca supervisión

Mis Americas

Blog dedicado a todas las almas viajeras y desaprendidas de Latinoamerica.

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

A %d blogueros les gusta esto: