Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Posts Tagged ‘fotografía

Cabeza de turco

leave a comment »


TURKFEST_ - 13

Le trajeron el presente en una bandeja como muestra de aprecio, y el mesonero se inclinó diligente al tiempo que levantaba el gran domo brillante con un movimiento teatral. El arco que marcó el brazo del mozo por sobre los comensales, fue seguido de aplausos casi salvajes.

Se acercó el capitán de mesa para asegurarse que todo se encontraba a la altura de los clientes, no toleraban nada menos que la perfección. Luego de recuperar la postura, se dirigió al homenajeado – Cómo la prefiere?.

Crujiente por fuera, sangrando por dentro – respondió desde su silla, sin alcanzar contener del todo su apetito concupiscible, mientras secaba sus comisuras de los labios con la servilleta.

Chasqueando los dedos y abanicando las manos en dirección a la cocina, se inclinó antes de retirarse tras el mesonero, para culminar las preparaciones de esta celebración tan importante.

Hora de iniciar la trepanación – pensaba el chef, mientras tomaba aire bajo la mirada de sus ayudantes, en la cocina quirófano del afamado club paleo caníbal de acceso exclusivo.

Gustavo Pisani, Richmond, 19 de Noviembre, 2015

A Karim y su inimaginable imaginación

Anuncios

Written by gpisanic

19/11/2015 at 12:32 PM

Cartas a Granel

with 4 comments


Esperando respuestas

Esperando respuestas

Cartas a Granel

En ocasión del onomástico más compartido del año, nos proponemos enviar durante estos días previos a San Valentín, amorosas cartas a Granel. Esperemos que las responda.

Mi muy querida María María

Aún me encuentro perdido luego de tu súbita despedida en el puente, desconozco la razones que te impulsaron y espero no te haya dolido tanto como a mí. Estoy seguro que hoy se abrió una sima en nuestra relación, sera salvable?

Pero volvamos de nuevo al inicio de nuestra historia, cuando llegaste de la nada como una aparición. Tus versiones del pasado chocaban contra la realidad y llegué a dudar de su veracidad.

Un asunto que me atormenta de manera implacable y agrava ese pequeño desequilibrio del que te hablé en una oportunidad mientras dormías, pero seguro ya no te acuerdas a estas horas.

Te apoyé sin reparos ni ataduras, admiré tu vehemencia ante tanta adversidad y me coloqué entre el mundo y tu. Estabas convencida que todos estaban en tu contra.

Resultaba imposible no estarlo al momento de comenzar con tus manías. A pesar que todos las tenemos, las tuyas distaban mucho de lo aceptable y todo, como debes saberlo ahora, tiene un límite. Ojalá no hubieras abierto los ojos al soltarte.

Te acepté el afán de limpieza que excedía la asepsia de un hospital, el orden agobiante y la armonía persecutoria, la alineación de las velas (teodolito incluido), el ajuste del termostato (estilo Phileas Fogg). Mi vida era un tormento, dulce pero insufrible. Salúdame a los tuyos cuando aterrices.

Hasta que llegó el punto de quiebre. Te negaste a prepararme el desayuno, mi desayuno.

No recuerdo cuantas veces debí haberte dicho lo importante que esa comida resulta para mí y mis neuronas, sin la cual deambulo en esta celda, esa contención que llevo conmigo donde voy efecto de los barbitúricos en combinación con las neurotoninas y que afectan la sinapsis, si me permites recordártelo. Sin desayuno María, la vida no vale nada, a buena hora lo has descubierto. Hasta cuándo vas a gritar?

El irremisible curso de la tragedia se activó y todo apuntaba a un desenlace que pudo haber sido peor, si consideras lo cerca que nos encontrábamos de las vías férreas al momento de despedirte. Por qué me diste la espalda?

Me dirigí de inmediato a la comisaría para acusarte de suicidio ultroso en grado de auto cooperación y colusión calamitosa y continuada, al menos durante tu caída libre.

Todavía espero la sentencia firme, pero el enfermero que me trae el desayuno, me ha prometido que la próxima década se reabrirá tu caso.

Tuyo

Neurón Perez

Gustavo Pisani, Richmond, 28 de Enero, 2015

====================================

La Trastienda

Aquí coloco mi obra para la venta a ese lector que me ha honrado con su preferencia. Hoy presento mi opera prima, la mejor historia para el Día de San Valentín – Amada Brujita – un amor de altura – les va a encantar. Ordena tu ejemplar a tiempo para ese gran día aquí.  Espero les guste.

Tu San Valentín

Ofelia no pudo decirlo mejor según Shakespeare;

Tomorrow is Saint Valentine’s day,
  All in the morning betime,
And I a maid at your window,
  To be your Valentine.
Then up he rose, and donned his clothes,
  And dupped the chamber door.
Let in the maid that out a maid
  Never departed more.
Hamlet, Act IV, Escena 5

Written by gpisanic

28/01/2015 at 12:01 AM

250 Millones y contando – Parte 3 de 3

with 2 comments


La Tortuga Epéirica

La Tortuga Epéirica

En honor al Poeta ocupado en la más noble de las profesiones tras la cual se le fue la vida. Esta semana se la dedicamos sin contemplaciones.

“El corazón cambia en cada latido” G. Pisani

Para cerrar este pozo hasta el próximo año, me despido con una Trilogía Trágica. Espero les guste. Ahora los espero en la Trastienda del blog, al final de esta entrada.

250 Millones y contando – Parte 3 de 3

El Mar Epéirico

Por días, semanas y meses la fuerza disruptiva de la naturaleza no dejó a persona ilesa. Vientos huracanados, granizo y lluvia capaz de ahogar a infantes y tercera edad por igual, establecieron una situación calamitosa. La irremisible degradación de la peor temporada que se recuerde, hará más difícil para los sobrevivientes mantenerse con vida y en una sola pieza.

El tiempo moderno no ha presenciado un evento tan patético; hordas en harapos que tratan de consolarse a sí mismas en medio de la creciente inquietud, la cual continuamente amenaza en superar las fuerzas andrajosas para contener el daño y la desesperación. La nación ha sentido el efecto de la debacle y noticias de tragedias similares se transmiten de costa a costa, resonando sobre los responsables de esta isla precaria, a la espera de ser borrada en un futuro próximo.

Después de enfrentar tanto terror y dolor, el miedo y la desesperación emergieron entre los desolados. Las víctimas de los crímenes endémicos fueron arrojados al mar nuevo, sin ningún remordimiento, bajo un comportamiento colusorio de testigos presenciales para reducir el número de sobrevivientes en el campamento. La corriente salvaje y el agua gélida facilitaron la disposición de los cadáveres. Nadie daría la pelea, ni perseguía gloria – era la supervivencia primitiva.

Garantizar la vida es ahora el trabajo más importante y los niños eran el grupo más vulnerable de todos. Dejaron de enterrar los cuerpos pequeños debido a la falta de voluntarios y terrenos disponibles; pronto no había cuerpos para ser enterrados porque el hambre se interpuso. Pero lo peor aún estaba por llegar.

En este momento mi amigo continuaba sin descanso su informe dramático, y aunque yo no podía aceptar sus palabras, apenas prestó atención a mis exclamaciones de terror o preguntas.

Aspiraba profundamente sin pausa, y con profunda resignación concluyó su trágico relato de los acontecimientos que restablecieron nuestro reloj geológico varios eones de golpe. Mantuvo los ojos cerrados mientras lágrimas oscuras cayeron como la lluvia fuera de la choza.

Finalmente el Mar Epéirico había reclamado su curso que por 200 millones de años ocupó entre los Apalaches y las Montañas Rocosas.

El inmenso cuerpo de agua ubicado entre estas cadenas montañosas, comenzó colocando sedimentos en un ritmo incesante, metódicamente intercalando arena con depósitos orgánicos en un milímetro por tasa interanual. Entonces el tiempo no se apresuraba de la manera como lo hace ahora. El sedimento simplemente se depositó, formando las capas infinitas que se convirtieron en el paisaje por el cual nos dirigíamos a nuestros puestos de trabajo cada mañana.

Hoy el mar acaba de regresar a su cuenca original, temporalmente obstruido con sedimentos laminares. Una nación completa construida en la parte superior de la formación sedimentaria, vivió sin conocer el significado de ubicarse en medio de escenarios con antecedentes de actividad geológica potencialmente reversible.

Entonces llegó la lluvia con toda la furia desde lo alto, la cual se unió a las fuerzas que afectan a la superficie desde abajo, como la erosión o la superpoblación. El ecosistema se encontraba en una situación de estrés sin precedentes. Así es como la tierra se reincorpora al cabo de un largo período de tiempo humano, pero que representa apenas una marca en su propio reloj.

La Gran Llanura americana desapareció tras ser arrastrada por una oleada que vino desde Alaska hasta Matagorda, en el Golfo de México. Al momento más de la mitad de Norte América fue inundada por este nuevo mar, o por el antiguo mar Caribe.

Austin se convirtió en un recuerdo y la Isla Red Bud es cosa del pasado; Monte Baker, Bonnel y Montaña Cat son ahora el paisaje submarino.

El Capitolio parecía conservado en una especie de pecera gigante, sin daños visibles. La Calle Sexta cambió su carácter alegre por uno frío, terrible y profundamente muerto.

Mi amigo concluyó su narración épica exhalando lo que le quedaba de vida, y lo único que pude hacer es dar la espalda y salir tratando de entender lo que pasó en mis propios términos. No es una tarea fácil cuando ves muertos por donde quiera que vayas.

En mi camino doloroso de regreso me enteré de que el único vestigio de tierra seca en esta área es Jolyville, desde donde se podía ver hasta el norte de algunas montañas que aún muestran su cumbre sobre el nivel del mar. Nada me había preparado para la escena desde el aire, a bordo de un cargamento militar, donde el vacío creado por el área de los antiguos estados centrales quedó como una herida en el corazón de la nación, en forma de profunda cicatriz bajo el mar.

En dirección al sur hasta llegar a La Grange, todo es un río ancho y muy frío barriendo cualquier signo de vida conocida hasta la fecha. Columbus parece ser el lugar seco más cercano, siempre y cuando las presas naturales mantengan el mar interior contenido. Para el próximo verano, quizás sea parte de la nueva historia como Austin lo es ahora.

Un recordatorio macabro del pasado corresponde a un depósito elevado de agua, brutalmente oxidado con el tope levemente por encima de la superficie y una inscripción apenas visible que lee “La Grange” – lo cual habla a gritos de la tragedia de los Estados restantes de América.

Gustavo Pisani, Richmond, 25 de Enero, 2015

==================================

La Trastienda

Aquí coloco mi obra para la venta a ese lector que me ha honrado con su preferencia. Hoy presento mi opera prima, la mejor historia para el Día de San Valentín – Amada Brujita – un amor Epéirico – les va a encantar. Ordena tu ejemplar a tiempo para ese gran día aquí.  Espero les guste.

Tu San Valentín

Tu San Valentín

Ofelia no pudo decirlo mejor según Shakespeare;

Tomorrow is Saint Valentine’s day,
  All in the morning betime,
And I a maid at your window,
  To be your Valentine.
Then up he rose, and donned his clothes,
  And dupped the chamber door.
Let in the maid that out a maid
  Never departed more.
Hamlet, Act IV, Escena 5

Written by gpisanic

25/01/2015 at 12:01 AM

Mi historia parte de Homero

with 6 comments


La leyenda familiar

La leyenda familiar

Cuando me enteré de mi futuro como emigrante, miré alrededor para guardar de una vez y para siempre aquello que sería importante durante mi viaje. No dejé nada afuera, y todavía lo llevo conmigo adonde voy en forma de recuerdos, palabras, gestos, olores, sonidos y sabores. Un inventario de mi patria que se va transformando en nuevas formas a consecuencia de la distancia, el tiempo o de ambos. Pero sigue ella siendo el lugar donde nací. Entonces me preparé para dejar atrás una vida en un punto ubicado más allá de la mitad del camino.

Luego de algunos años en pleno ejercicio de esta condición itinerante, hoy día imagino a mi abuelo justo antes de embarcarse desde Elba hacia Venezuela a finales del siglo XIX. Lo veo visitando los lugares favoritos de esa costa anciana, hablando con sus amigos de infancia y respirando los aromas del mediterráneo para llevarlos consigo por siempre. Sus grandes ojos toscanos, como los que reproducen las obras del renacimiento, se llenaron de mar cuando acomodó bajo el brazo su maleta marrón y a partir de entonces no dejaron de llorar en silencio, incluso en los momentos más felices de su vida en este lado del mundo.Así lo muestran sus fotos a lo largo de esta aventura tropical. Desde Guasipati a Caracas y otros tantos lugares intercalados que muestran a este gran masón, con una mirada profunda de leyendas y continentes. Mi historia comenzó con Homero.

Dejó su isla para llegar a otra, como si el planeta no fuera un grupo de islas de todos tamaños y sus habitantes no se asomaran a la costa para imaginarse al otro lado del mar por simple curiosidad. Gracias a su arrojo aprendí lo que significa ser un extraño en su propia patria y no perdí de vista al resto del mundo, desde que lo descubrí en escondido en un mapa del gran diccionario rosado que tenía todas las respuestas posibles. Uno nunca deja de ser emigrante cuando parte de su tierra – lo escucho decirme ahora que me toca recorrer sus pasos dos vidas más tarde en mi propia odisea.

En esta travesía que no culmina con la desaparición física descubrí que uno llega a valorar los recuerdos incluso más que la vida. Desde los grandes momentos de esa historia personal y sus escenas gloriosas, hasta aquellos eventos menos ilustres pero igualmente importantes para construir esa autopista en reverso. Aprendí que la muerte llega sólo con el olvido. Me pregunto cuándo sabrá uno si finalmente llegó al final o se quedó para siempre en el camino.

Al igual que esos abuelos y sus maletas marrones, los nómadas de este siglo nos valemos de los recursos tecnológicos para llevar a cuestas baúles virtuales repletos de todos los registros posibles, que reposan en nuestra memoria de estado sólido. Ahora en cada mudanza, me aseguro ante todo que el cordón umbilical me conecte con una red que me alimenta en más de un sentido. Entonces retomo los capítulos que necesitan ser finalizados y repaso los hechos – una y otra vez – que me han traído a este lugar sin costas.

Alimentado de todas las fuentes, hoy sueño con el próximo tramo de esta ruta itinerante que viene marcada en los genes, gracias a los cuales mis hijas son ya una muestra de interés antropológico. Ya dejé atrás una porción de esa geografía vital que llena mi mapa personal, ahora me toca fijar el próximo rumbo mientras las angustias propias de un viajero inician su escalada natural. Cómo dejar atrás la tranquilidad en medio de un mundo que ya no conoce la paz social, inmerso en una violencia creciente que se integra a la cotidianidad y que arrastra trágicamente las esperanzas gratuitas? A donde se fueron los sueños?

Como si se tratara de un proceso natural, los pasos de mi próxima migración se fueron alineando uno a uno, listos para el próximo movimiento. Pronto estaré trabajando mi vida en un lugar donde ya no importa tu origen, donde me veo asomado frente a la costa para imaginarme el otro lado del mar. La historia sólo se repite a sí misma indefinidamente.

Quiero emigrar a un lugar donde vea al mar y las ballenas vengan a arrullarnos con su canto profundo, como lo han hecho siempre. Donde las montañas me protejan la inspiración y me brinden nieve todo el año. Me lo imagino con una sociedad donde el respeto sea más importante que el color del ciudadano y la vida tenga valor para todos por igual. Creo en una ciudad donde el caos exista sólo en los escenarios de los planificadores y donde pueda ver la cara de todas las naciones cada mañana en mi ruta al trabajo. Saboreo todas las texturas de los platos que se encuentran a mi alcance, en una cata universal que me regala viajes fantásticos sin moverme del asiento. Necesito un lugar donde mis nietos entiendan la importancia de la familia y donde puedan crecer por siempre, para decirle al abuelo – hemos llegado.

Sueño con un lugar donde pueda escribir sin parar, y con sólo elevar la mirada por la ventana alimentar mi espíritu ahora incansable. Un lugar donde no quiera ni cerrar los ojos para aprovechar todos los segundos de su magia palpitante e inagotable. Donde la sonrisa abunde como el aire puro y las calles asemejen parques de tanto verde. No he llegado y ya lo extraño, no lo conozco pero me resulta familiar, no se ni donde queda pero cuento con mi sentido de orientación para alcanzar sus costas.

Extiendo las manos y siento un cálido abrazo al tiempo que me regala la melodía más dulce posible para un emigrante – Bienvenido…..

Gustavo Enrique Pisani – Nowata, 13 de Agosto 2011

Written by gpisanic

02/01/2015 at 11:43 AM

Publicado en Historias del pasado

Tagged with , ,

Cocina 3-D

with 9 comments


 

Comida en línea

Comida en línea

La recientemente anunciada unión entre el gran Chef Adriá y una afamada empresa de teléfonos, ha abierto la oportunidad de un nuevo renglón a ser ofrecido por el futuro Centro de Llamadas de Comida Molecular.

Con el lema “Comida molecular, gracias por llamar”, los atentos teleoperadores se encargan de incentivar el hambre del público. Y lo hacen mediante técnicas futurísticas, las cuales podrán a fin de cuentas, como lo claman las concursantes de la belleza, “poner fin al hambre en el mundo”.

Los servicios del Centro, como le llamarán familiarmente, parten de la premisa que el hambre es el motivador principal de la humanidad. Sin hambre no hay comida, y por extensión, nada que nos una, tanto a los miembros de la comunidad o familia, como a la presa. Por tal motivo, gran parte de la campaña inicial se destinará a motivar el hambre en el mejor de los sentidos.

Por medio de llamadas al azar, las voces sugerentes de los teledemostradores, se encargarán de transportar a los participantes a un sueño con platos dignos del mejor telegastronauta – el nuevo término para distinguir a la audiencia. Las descripciones de los platos tienen como propósito facultar al consumidor a imaginarse el plato en todas sus dimensiones. Cada detalle, cada atributo, serán desarrollados al máximo para estimular la gastroimaginación a sus nuevos niveles. Se espera que las bocas se hagan agua al cabo de estas sesiones llenas de descripciones sensoriales extremas.

Al culminar esta fase, los esfuerzos del Centro se destinarán a propiciar la experiencia en otras dimensiones. Para ello, el Laboratorio de Gastrotelecomunicaciones se ha hecho de una patente exclusiva proveniente de la Región de Galicia. Se trata del Telecocido, un aparato capaz de transmitir un Cocido Gallego por la línea para ser consumido en la comodidad del hogar.

Se pueden Ustedes imaginar lo que hará este servicio por la Cocina Molecular, sino que lo digan en la Universidad de Harvard, donde ya están preparando la paella a distancia, donde uno conecta la línea de internet directo al MicroHondas y sale el plato listo. Sólo opera para banda ancha, debido al tamaño de los granos. Por su parte, los Ciber Cafés están trabajando en colaboración para resolver los retos del WiFi a la infusión, bajo esta nueva técnica.

El futuro se encuentra en las cocinas laboratorios, la cooperación entre los dos gigantes es apenas una muestra de las posibilidades de crecimiento que tiene esta tecnología.

Espero ver un equipo de telemática que compute, comunique, almacene, fotografíe y alimente y venga en forma de manzana. Que Steve Jobs era un genio ¡

Feliz 2015 ! Te invito a seguir mi nueva Bitácora igualita a un Blog – Juegos de Suministro

Gustavo Pisani; Richmond, 31 Diciembre 2014

Written by gpisanic

31/12/2014 at 12:02 AM

Gravedad

with 14 comments


Lluvia inversa

Lluvia inversa

Si la gravedad no fuera gratis, los pobres estarían en la luna.

Alguien logró finalmente domesticar la gravedad. Y de inmediato le puso precio, estableciendo una red de distribuidores que incluían los planetas vecinos.

Era el producto del momento, todo el mundo quería su gravedad a la medida. Los hacía sentir más ligeros, jóvenes y hermosos. La moda se adecuó al nuevo orden gravitacional y los estudios de todas las ramas técnicas hubieron de adecuarse a las nuevas tarifas de lo que antes era gratis.

La gravedad se alquilaba, no se vendía. La tarifa dependía de la latitud del consumidor y podía graduarse de intensidad. Los habitantes alrededor del ecuador tenían tarifa especial, pero al Norte de los equinoxios, el régimen variaba.

Lentamente la desgravitacion fue afectando a los desposeídos, y bajo un acuerdo piadoso de alcance global, se les permitió librarse de la multa que resultaba del usufructo no autorizad de la gravedad, siempre y cuando declinaran su beneficio terrenal. Se les dotó de aperos de supervivencia para el espacio y lentamente se fueron elevando hacia el vacío, el cual poblaron de manera decidida.

Desde arriba podían ver a los que podían disfrutar la tierra, y lo más importante, la gravedad. Recordaban con mucha tristeza los días que pesaban y de la atracción de la tierra – era un sentimiento mutuo – recordaban con una lagrima que ascendía de sus carrillos.

Entonces se organizaron los desposeídos y establecieron una órbita sincronizada con el paso del sol. La cantidad de expulsados era tal que lograban bloquear el astro, mientras abajo el desconcierto aumentaba por este atentado al libre bronceado.

Finalmente lograron un acuerdo entre las partes, los pobres vivían en el mar a una distancia segura de la línea territorial, en grandes islas con una  gravedad preferencial. Más ligera que la del modelo Newton, pero les hacía sentir las personas no obesas más felices del planeta cada vez que se subían a una balanza.

Era una cuestión de equilibrio.

Gustavo Pisani

Richmond, Abril 29, 2014

Written by gpisanic

27/12/2014 at 1:09 PM

Solsticio

leave a comment »


Manojo de amor

Algo me dijo que el día no era el indicado para iniciar una relación, nunca he sido bueno con las historias de amor que comienzan pasada la primavera. Pero un impulso escondido en ese resorte que es el atrevimiento, me animó como nunca a iniciar la conversación más improbable de todas.

Y así continuó por toda una temporada cumpliendo formalmente con mis visitas de aspirante, al cabo de muchas de las cuales ya estaba convencido que vendrían tiempos mejores y el asunto se pondría más serio. Un futuro sin comparación posible en este camino jamás recorrido, pero el sabor de la aventura servía como el aderezo perfecto de aliciente. La atracción debía ser mutua basada en el silencio que rodeaba nuestros encuentros sostenidos bajo el marco de la ventana al jardín.

Ella con su belleza sublime, contenía mi aliento como si eso ayudara a crear la magia, cuando la veía temblar quizás de emoción. Su lenguaje corporal me hablaba a gritos, mientras me sentaba a su lado a compartir ese paisaje capaz de contener al universo en un solo instante. El tiempo apenas importaba mientras la tenía junto a mí.

Cómo era posible tanta belleza contenida para ser admirada, no dejaba de pensar cuando repasaba su tersura y el aroma me envolvía intoxicándome con su recuerdo. Entonces sólo soñaba en los futuros retoños de esta unión a ser bendecida por la genética.

Hasta que la sorpresa, siempre en espera del momento indicado, se presentó cuando decidido a mostrarle al mundo la existencia de nuestro amor, venía a pedirle que saliéramos sin miedo de este claustro apasionado.

La encontré tendida en el piso, rodeada de pétalos multicolores, en un mosaico infinito alrededor de esa belleza que nunca me cansé de admirar, como si fuera una Dalia.

Entonces supe que había llegado el Otoño.

Gustavo Pisani, Richmond, Otoño 2014

============================================================================================

Something told me the day was not good for starting a relationship, I have not been good at initiating love stories pass the spring. But a hidden impulse from the daring spring put me in front of the most improbable conversation.

And it was kept that way for all the season, duly complying with the visits, after many of which I has convinced that better times will come and some seriousness will be built into this relation. An unmatched future on this road never walked before, but the taste of the adventure worked as the perfect seasoning. The attraction shall be mutual based on the silence around our encounters under the garden window.

With her sublime beauty she held my breath like if it would help to create the magic, when I saw her shaking perhaps of emotion. Her body language talk volumes to me, while I am sitting next to her sharing the landscape capable to hold the universe in an instant. Time did not matter when I had her next to me.

How so much contained beauty was possible, I was thinking when feeling her softness and the aroma wrapped and intoxicated me with her memories. Then I just dream about the future sprouts of our union to be blessed by the genetics.

Until surprise always waiting for the right moment showed up when I was decided to let the world know about our love, asking her to take a walk away from this room full of passion.

I found her lying on the floor amid multicolored petals, in an infinite mosaic around the beauty I will never get tired to admire, as if it was a Daliah.

Then I knew Fall has arrived.

Written by gpisanic

18/10/2014 at 11:22 AM

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Sigo aqui

Mi rincon del cuadrilatero

Dibujando con palabras

Escritura, relatos y analisis sobre la creatividad e inspiración

Relato Corto

Biblioteca virtual de relatos cortos

Daniel M. Givaudan

Aquí escribo sobre los nortes perdidos y los sueños que nunca serán. Sobre lo que ya no somos. En algún lugar había que hablar sobre ello.

MJB Literaria

Literatura y Fotografía

La bloguera viajera

Blog de viajes por libre

Miss Gastroideas

Recomendaciones de Restaurantes en Madrid y dónde el viento de levante me lleve. Planes relacionados con la gastronomía para disfrutar en buena compañía

A %d blogueros les gusta esto: