Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Claro de Luna

leave a comment »

La noche en Quinta Crespo refresca con la brisa que viene del Río Catuche bajando del Cerro Avila con gran ímpetu. A esta hora apenas se escuchan los verduleros llegando temprano al mercado municipal en esta Caracas adormilada pero sin descanso.

Apenas a una cuadra, como en un desván, la casa de lenocinio pululaba de toda especie en espera de clientes que ayudaran a salvar la larga jornada. Era el Claro de Luna y viernes de quincena. Ninguna señal ayudaba a encontrarlo salvo la larga escalera sin luz, pero era lugar de procesión para los camioneros que venían de todo el país a dejar su carga.

Leiyumar esperaba como una araña en la esquina de su red. Muchos habían caído rendidos ante su hermosura salvaje, pero en su corazón no cabía nadie. Las cicatrices no dejaban espacio entre ellas. Se han ido acumulando desde la infancia perdida en su pueblo tan lejano, hasta los amores trágicos y sangrientos que han marcado su corta existencia, hasta ahora.

Los hombres caían ante ella por razones desconocidas. Las había más hermosas, exuberantes y voluptuosas. Era la cara de yo no fui, capaz de revolver las mayores pasiones en su larga lista de admiradores. Todos querían una parte de ella, nadie lograba ni una sonrisa. Era como si estuviera muerta mientras todo bullía a su alrededor. Sus ojos oscuros reflejaban un vacío al cual se asomaban ingenuos justo antes de perder todo por ella. La colmaban de regalos, que dejaba indiferente en la recámara, para que otra se quedara con ellos. Su desprendimiento era total.

No había un hijo, ni una madre enferma, ni nada que rescatara su historia para quienes su esfuerzo se destinara a propósitos más elevados. Hombres o víctimas entraban y salían de su vida, como en un autobús sin descanso ni rumbo.

Entonces apareció Elvir, distinguido de las fuerzas públicas que hacía lucir su ley en forma de arma de reglamento. Disfrutaba el poder amedrentando a quien se pusiera a su alcance, amparado por su uniforme y gorra de colores. La miseria se acompañaba de su absoluta impotencia.

La jornada aportaba ingresos mejores que los esperados y el afán de aprovecharla se notaba en la agitación del ambiente. Gritos y carreras se sumaban al caótico ambiente del fin de mes. A la sombra del bar, un uniformado bebe en silencio como si nada existiera en su alrededor. Por esa atracción fatal e inexplicable entre las almas marcadas, Leiyumar se acerca de su esquina en el fondo, y luego de una o dos confidencias arrastra consigo al efectivo hasta su lecho. La fiesta continúa por unos momentos como si nada, mientras unas carcajadas grotescas salen del cubículo recién ocupado.

Cada uno se dirigió hacia su destino. La gorra no pudo ocultar su desgracia, ni el pesado maquillaje de los oscuros ojos la sorna de su descubrimiento. Ella prendió un cigarro como para llevar la cuenta de los encuentros, mientras se devolvía a su esquina del fondo y no alcanzó a ver al desdichado marcharse por la única puerta del local.

La venganza tardó lo necesario para llenar de gasolina una de las tantas botellas dejadas en la estación de servicio vecina, improvisar una mecha y correr de vuelta a la fachada oscura. La deflagración fue tan violenta que el humo y el fuego cortaron toda posibilidad de escape. Afuera los esperaba el arma justiciera, adentro los cuerpos calcinados se concentraron en la esquina más lejana al escape.

Los bomberos lucharon en recomponer la escena. Cuando llegaron a la última víctima, se persignaron ante quien parecía milagrosamente no haber sufrido los efectos brutales del incendio. Era como si estuviera viva, mientras el humo se dispersaba a su alrededor.

Anuncios

Written by gpisanic

23/07/2010 a 7:27 AM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

elamorquenuncafue

MI HiSTORIA EN BLOGS🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

Una novela de Manuel Cerdà

Venezolana con Paciencia.

"La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original" Albert Einstein.

Barroco Barraco

by Muhammadcriollo

HIJXS . VOCES

Rescate y recopilación de memoria intergeneracional en la Web.

pruebaconana

PRUEBA CON ANA ESTA CREADO PARA PROMOCIONAR PRODUCTOS,EMPRESAS,TIENDAS,BASADAS EN LA OPINION DE UNA MAMA DEJANDO RESEÑAS Y POST INFORMATIVOS. SI QUIERES QUE PROMOCIONE TUS PRODUCTOS ,TIENDA,O SERVICIOS CONTACTA COMMIGO EN : ANASOBE@HOTMAIL.COM

Reiki Y Otras Técnicas

Ámate a ti mismo

A %d blogueros les gusta esto: