Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Posts Tagged ‘trágica

250 Millones y contando – Parte 3 de 3

with 2 comments


La Tortuga Epéirica

La Tortuga Epéirica

En honor al Poeta ocupado en la más noble de las profesiones tras la cual se le fue la vida. Esta semana se la dedicamos sin contemplaciones.

“El corazón cambia en cada latido” G. Pisani

Para cerrar este pozo hasta el próximo año, me despido con una Trilogía Trágica. Espero les guste. Ahora los espero en la Trastienda del blog, al final de esta entrada.

250 Millones y contando – Parte 3 de 3

El Mar Epéirico

Por días, semanas y meses la fuerza disruptiva de la naturaleza no dejó a persona ilesa. Vientos huracanados, granizo y lluvia capaz de ahogar a infantes y tercera edad por igual, establecieron una situación calamitosa. La irremisible degradación de la peor temporada que se recuerde, hará más difícil para los sobrevivientes mantenerse con vida y en una sola pieza.

El tiempo moderno no ha presenciado un evento tan patético; hordas en harapos que tratan de consolarse a sí mismas en medio de la creciente inquietud, la cual continuamente amenaza en superar las fuerzas andrajosas para contener el daño y la desesperación. La nación ha sentido el efecto de la debacle y noticias de tragedias similares se transmiten de costa a costa, resonando sobre los responsables de esta isla precaria, a la espera de ser borrada en un futuro próximo.

Después de enfrentar tanto terror y dolor, el miedo y la desesperación emergieron entre los desolados. Las víctimas de los crímenes endémicos fueron arrojados al mar nuevo, sin ningún remordimiento, bajo un comportamiento colusorio de testigos presenciales para reducir el número de sobrevivientes en el campamento. La corriente salvaje y el agua gélida facilitaron la disposición de los cadáveres. Nadie daría la pelea, ni perseguía gloria – era la supervivencia primitiva.

Garantizar la vida es ahora el trabajo más importante y los niños eran el grupo más vulnerable de todos. Dejaron de enterrar los cuerpos pequeños debido a la falta de voluntarios y terrenos disponibles; pronto no había cuerpos para ser enterrados porque el hambre se interpuso. Pero lo peor aún estaba por llegar.

En este momento mi amigo continuaba sin descanso su informe dramático, y aunque yo no podía aceptar sus palabras, apenas prestó atención a mis exclamaciones de terror o preguntas.

Aspiraba profundamente sin pausa, y con profunda resignación concluyó su trágico relato de los acontecimientos que restablecieron nuestro reloj geológico varios eones de golpe. Mantuvo los ojos cerrados mientras lágrimas oscuras cayeron como la lluvia fuera de la choza.

Finalmente el Mar Epéirico había reclamado su curso que por 200 millones de años ocupó entre los Apalaches y las Montañas Rocosas.

El inmenso cuerpo de agua ubicado entre estas cadenas montañosas, comenzó colocando sedimentos en un ritmo incesante, metódicamente intercalando arena con depósitos orgánicos en un milímetro por tasa interanual. Entonces el tiempo no se apresuraba de la manera como lo hace ahora. El sedimento simplemente se depositó, formando las capas infinitas que se convirtieron en el paisaje por el cual nos dirigíamos a nuestros puestos de trabajo cada mañana.

Hoy el mar acaba de regresar a su cuenca original, temporalmente obstruido con sedimentos laminares. Una nación completa construida en la parte superior de la formación sedimentaria, vivió sin conocer el significado de ubicarse en medio de escenarios con antecedentes de actividad geológica potencialmente reversible.

Entonces llegó la lluvia con toda la furia desde lo alto, la cual se unió a las fuerzas que afectan a la superficie desde abajo, como la erosión o la superpoblación. El ecosistema se encontraba en una situación de estrés sin precedentes. Así es como la tierra se reincorpora al cabo de un largo período de tiempo humano, pero que representa apenas una marca en su propio reloj.

La Gran Llanura americana desapareció tras ser arrastrada por una oleada que vino desde Alaska hasta Matagorda, en el Golfo de México. Al momento más de la mitad de Norte América fue inundada por este nuevo mar, o por el antiguo mar Caribe.

Austin se convirtió en un recuerdo y la Isla Red Bud es cosa del pasado; Monte Baker, Bonnel y Montaña Cat son ahora el paisaje submarino.

El Capitolio parecía conservado en una especie de pecera gigante, sin daños visibles. La Calle Sexta cambió su carácter alegre por uno frío, terrible y profundamente muerto.

Mi amigo concluyó su narración épica exhalando lo que le quedaba de vida, y lo único que pude hacer es dar la espalda y salir tratando de entender lo que pasó en mis propios términos. No es una tarea fácil cuando ves muertos por donde quiera que vayas.

En mi camino doloroso de regreso me enteré de que el único vestigio de tierra seca en esta área es Jolyville, desde donde se podía ver hasta el norte de algunas montañas que aún muestran su cumbre sobre el nivel del mar. Nada me había preparado para la escena desde el aire, a bordo de un cargamento militar, donde el vacío creado por el área de los antiguos estados centrales quedó como una herida en el corazón de la nación, en forma de profunda cicatriz bajo el mar.

En dirección al sur hasta llegar a La Grange, todo es un río ancho y muy frío barriendo cualquier signo de vida conocida hasta la fecha. Columbus parece ser el lugar seco más cercano, siempre y cuando las presas naturales mantengan el mar interior contenido. Para el próximo verano, quizás sea parte de la nueva historia como Austin lo es ahora.

Un recordatorio macabro del pasado corresponde a un depósito elevado de agua, brutalmente oxidado con el tope levemente por encima de la superficie y una inscripción apenas visible que lee “La Grange” – lo cual habla a gritos de la tragedia de los Estados restantes de América.

Gustavo Pisani, Richmond, 25 de Enero, 2015

==================================

La Trastienda

Aquí coloco mi obra para la venta a ese lector que me ha honrado con su preferencia. Hoy presento mi opera prima, la mejor historia para el Día de San Valentín – Amada Brujita – un amor Epéirico – les va a encantar. Ordena tu ejemplar a tiempo para ese gran día aquí.  Espero les guste.

Tu San Valentín

Tu San Valentín

Ofelia no pudo decirlo mejor según Shakespeare;

Tomorrow is Saint Valentine’s day,
  All in the morning betime,
And I a maid at your window,
  To be your Valentine.
Then up he rose, and donned his clothes,
  And dupped the chamber door.
Let in the maid that out a maid
  Never departed more.
Hamlet, Act IV, Escena 5

Written by gpisanic

25/01/2015 at 12:01 AM

250 Millones y contando – Parte 1 de 3

with 2 comments


Agua

Agua

En honor al Poeta ocupado en la más noble de las profesiones tras la cual se le fue la vida. Esta semana se la dedicamos sin contemplaciones.

“El corazón cambia en cada latido” G. Pisani

Para cerrar este pozo hasta el próximo año, me despido con una Trilogía Trágica. Espero les guste.

250 Millones y contando – Parte1 de 3

Los hechos

Muy temprano el torrente de información comenzó a fluir en impulsos frenéticos, sin ningún sentido a esa hora, acerca del destino incierto de un área muy grande de la nación afectada por lo que parecía ser un cataclismo difícil de creer. No puede ser posible – resultó ser la negación intuitiva que inundó mi cerebro medio dormido.

Los medios sociales sirven como multiplicadores de chismes y especulaciones, de modo que hasta pasado el mediodía no había manera de confirmar las noticias. Sucumbí a la consulta mediante llamadas telefónicas, correos, mensajes cortos y otros recursos disponibles en esta era global. Palabras como infierno de agua y nuevo mar se citan a sí mismos entre los diferentes canales, como si se tratara de un mensaje preconcebido. Traté sin éxito de organizar mi mente alrededor de la realidad y el exceso de información.

A media tarde se sentía como una resaca terrible, confirmando lo difícil que es concentrarse en lo realmente importante hoy día.

Llegada la noche, las redes sociales colapsaron bajo el peso de la histeria pública y toda clase de especulaciones reflotaron en el radar. Los eventos se concentran en la zona de las suaves colinas, tal y cómo recuerdo esa región tan preciada para mí al norte de Texas. Los recuerdos y la curiosidad me obligaron a ir directamente a la fuente de información, y de inmediato organicé esta aventura inesperada.

Evidentemente algo terrible y de proporciones épicas se había producido en Austin. Lo que había sucedido, todavía no tenía la más mínima idea, pero una nube de pensamientos oscuros comenzaron a formarse en mi cabeza. ¿Cuántas personas de mis redes se encontraban en esa ciudad?

Finalmente me las arreglé para activar las referencias e insignias persuasivas que me califican como miembro del equipo de rescate y voluntario de emergencia, permitiendo embarcarme en una visita que iba a ser el viaje de la vida.

Para ese momento ya había contactado con mi compañero de universidad y antiguo socio del delito residente de Austin, geólogo y quien aún podían comunicarse con el resto del mundo a través de un teléfono de línea terrestre.

La saturación de noticias comenzó a pisotear en el juicio y desafiar la versión ominosa, con dudas sembradas por el escepticismo y una resistencia a aceptar la naturaleza desbordada y sus terribles efectos.

Me tomó más de 3 días laboriosos entrar en la zona procedentes de la costa este, bajo la firme convicción que nada podía sorprenderme – o al menos eso creía. En la cercanía se podía sentir en el aire un fuerte sentimiento de tristeza, de abandono y falta de esperanza por no hablar de la humedad y la fetidez. No es una buena combinación para un comienzo.

Finalmente, después de un viaje de aventura por tierra, aire y agua – mucha de ella – me las arreglé para llegar al corazón del país de la colina y no podía creer la aglomeración de sobrevivientes asfixiando a los antiguos viñedos, en lo que era el espacio abierto. Pequeños pueblos, donde cientos de miles de personas fueron a la espera de la ayuda humanitaria, similar a Haití o cualquier crisis humanitaria, pero a una ingente escala.

Con la ayuda de la Guardia Nacional, y los cientos de colegas voluntarios de los esfuerzos de socorro, finalmente llegué a casa de mi amigo que de alguna manera había resistido a la conmoción.

Una pequeña cabaña construida en la cima de una leve montaña rodeada por nada más que una zona de desastre y una línea fija de teléfono que cuelga del poste que se inclina a punto de retiro.

Una vez en su casa bajo ladridos de la mascota abrió la puerta, me miró con una expresión de alguien que se ha quedado seco, y manteniendo el pomo de la puerta firmemente sujeto no se molestó en saludar. Temblaba como si fuera de gelatina.

Antes de incorporarme se dedicó sin detenerse al vívido recuento de los acontecimientos que colocaron a la zona en esta situación apocalíptica.

Pero no lograba entender, qué sucedió?

Gustavo Pisani, Richmond, 23 de Enero 2015

Written by gpisanic

23/01/2015 at 12:01 AM

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Jerónimo Alayón

Poeta y escritor

Verses Inked©

We set the ink down, on the streets of the town. where Eternity Stand Confound.

words and music and stories

Let's recollect our emotions in tranquillity

Sobre Monstruos Reales y Humanos Invisibles

El rincón con mis relatos de ficción, terror y fantasía por Fer Alvarado

EfectiVida - Efectividad, organización, productividad y desarrollo personal

En EfectiVida hablamos de eficacia, eficiencia y efectividad. También de gestión del tiempo, productividad, organización y desarrollo personal. Pero todo, sin olvidar las cosas IMPORTANTES. Porque… ¿para qué serviría la efectividad si no nos ayuda a disfrutar de la vida?

Le journal des Jum's

Nous avons créé ce journal pour mettre en avant les marques, le tourisme, la gastronomie, le lifestyle.. pour créer un lien de proximité avec notre communauté et comme nous sommes deux, échanger sur nos avis respectifs. Si vous souhaitez avoir une trace sur notre journal, c'est le moment :-) Utilisez la rubrique contact :-) A tout de suite !

Sergio Reyes Puerta ahora está en sergioreyespuerta.com

ENTRA EN SERGIOREYESPUERTA.COM para acceder a todo el contenido de mi web.

A %d blogueros les gusta esto: