Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Posts Tagged ‘historias

La maleta sentimental

leave a comment »


Me encuentro en una fila avanzando muy lentamente, mientras se respira un aire de paz entre los presentes, atentos al extremo desde donde se siente la creciente excitación. En un cruce de esta larga lombriz llena de sonrisas, logro atisbar a la artista quien pacientemente se dedica en una esquina a estrechar manos, asentir con gestos, escuchar atentamente y especialmente dar abrazos de esos que no se olvidan porque nos recuerdan algo muy grande.

La galería se hace pequeña para tantos visitantes, quienes buscan un punto común de encuentro con algo que el tiempo no ha podido – ni podrá – secar en nuestra memoria, colores y gestos, una alegría especial y una determinación de piedra. Estamos determinados a mantener nuestra esperanza pese a todo.

Observo los encuentros llenos de emoción, ojos brillantes, dientes pelados y pecho esponjado – foto mediante – para perpetuar esta oportunidad que expone lo grande que es nuestro país, donde quiera nos encontremos. 

Es Rayma con sus genialidades que sólo entendemos quienes somos capaces de dar esos abrazos incansables, que hablan de la  Venezuela que llevamos orondos por todo el mundo. Recordamos con ella momentos de esa historia que todos compartimos, cuando jugábamos mientras nuestras respectivas madres hablaban de sus sueños que hoy tienen todo el valor que nos inculcaron.

https://www.raymasuprani.com

Yo inmigrante,

Bag on Gallery, 6300 N Main St. Houston.

Gustavo Enrique Pisani, Richmond, Marzo 17, 2019

Memorias heréticas – Parte V

with one comment


Arreada la luz

Arriada la luz

Otra de las aberraciones vigentes en este país sufrido, burlado y olvidado, se ubica en el Poder Legislativo. Para quienes no lo recuerdan – objetivo de este ejercicio mental – el Parlamento es la sede del debate de ideas. Los representantes del pueblo ventilan los proyectos de ley, los elementos de juicio y las desviaciones de los otros poderes mediante un mecanismo que ofrece el derecho de palabra al tribuno que lo solicite, bajo las normas del hemiciclo (llamado así por la forma de la bóveda que adorna ese magnífico palacio).

Hoy día, tenemos un Congreso – o Asamblea según el modelo Cubano – donde la oposición a pesar de haber alcanzado más de la mitad de la votación ha sido despojada de su espacio parlamentario, mediante la conveniente adecuación de las normas de distribución de los curules. Por medio de esta ilegalidad, las fuerzas alternas no forma parte efectiva de comisiones, ni representa ningún elemento de equilibrio en las discusiones, ni en la junta directiva del cuerpo. Es la negación de la voz de la mayoría de la población en el Poder Legislativo, gracias a la manipulación facilitada por el Poder Electoral.

Como si se tratara de un cadalso, o de una corte de Inquisición, con su Torquemada, lo que se distribuye desde este lugar es la burla a la decisión mayoritaria de una población, y la manipulación de las reales funciones de un poder público. Éste se conforma con declinar sus tareas legislativas en favor del Poder Ejecutivo, para que el Presidente legisle y ejecute mediante un mecanismo habilitante continuo, el cual había sido utilizado con mucha cautela durante los gobiernos auténticamente democráticos que antecedieron este desastre. La falta de independencia de poderes no podía ser más dramática ni complaciente.

Los representantes de la oposición han sido objeto de vejaciones, burla, amenazas y ataques físicos tanto dentro como fuera del Congreso, y cuya responsabilidad ha sido negada por el encarcelado a cargo. Un cerco se ha establecido alrededor de este recurso que en las democracias permite y fomenta la discusión, en lugar de un escenario de conflicto. Desde ese paredón político se dictó la sentencia que obvió el antejuicio de mérito a la congresista más elocuente y apasionada en la defensa de nuestra democracia, Diputada Maria Corina Machado. Al igual que cuando Zelaya utilizó el asiento Venezolano en la OEA, la nuestra utilizó el de Panamá para burlar el cerco informativo y de expresión.

La Asamblea no discute las leyes que no sean para coartar, reprimir o ampliar potestades para el control ciudadano, limitar la conciencia y criminalizar la disidencia. No ventila casos de corrupción que no sea en contra de los que se atrevieron a delatarlos y no promueve antejuicios de mérito a menos que sea contra los enemigos del régimen.

Cómo convertirse en una nación moderna que no legisla en beneficio de los electores? Porque no hay electores a quien rendir cuenta al final del día.

Una institucionalidad pervertida, al servicio de un estado terrorista, que utiliza las formas republicanas mediante las cuales resultó electo en primer lugar, pero cuya legalidad ha dejado en el camino un osario de víctimas, a las cuales se suman los estudiantes y jóvenes que aspiran al futuro que les pertenece por todo derecho.

Ese es el engendro que se sostiene en el poder creando una ilusión tarifada a costa de incontables víctimas inocentes.

Gustavo, Abril 12, 2014

Written by gpisanic

12/04/2014 at 11:10 AM

Cuando regresé

with 9 comments


Partido de toda partidura

Partido de toda partidura

Me abren la puerta y no me reconocen, pero no los culpo porque ha pasado toda una vida y los cambios han sido enormes, tanto internos como externos. Camino entre abrazos y llanto, en una escena imaginada por años que no dejaba de recrear, una y otra vez elevando los brazos, reproduciendo el sonido de las manos golpeando alegre la espalda y sobre todo riendo, como un loco que ha encontrado la verdad en ese bosque de la vida.
Risa fresca y familiar, porque es algo que no cambia cuando envejecemos, seguimos riéndonos igual aunque no de las mismas cosas. El recuento apresurado de la familia y los cambios, traen a la mesa la realidad que nos mantuvo aparte durante tanto tiempo, por razones que deben haber cesado. Hablamos de los amigos, vecinos y en general de un país que no pisaba hace una década y cuanto ha cambiado – o habré sido yo el que cambió?
Sorpresas, tristezas, alegría y más risas, abiertas llenas de vida, como las que dejamos atrás al momento de partir. Uno no deja de ser inmigrante una vez que agarras la maleta, lo aprendí de mis abuelos. Incluso de los que no conocí. Entonces decidimos caminar los recuerdos de nuestra vida como familia.
Visitamos el Jardín Botánico donde mis hijas conocieron la palmera de Ceylán justo antes de florecer en su despedida, caminamos por Sabana Grande recordando al maestro Pascual Navarro y llegamos hasta Petare a recordar a Barbarito y su Ultima Cena. En la tarde elevé la vista bajo el vuelo de las guacamayas de un extremo a otro del Valle luego de bajar de la Quebrada de Chacaíto en el Ávila.
Y llegué a rendir honores en un camposanto lleno de cruces – era el precio de la libertad y se pagó con lo mejor de la sociedad. Pero su ejemplo nos ilumina para que nunca más el engaño se haga de los poderes y convierta al odio en la moneda de curso.
Nada quedó igual a partir de su gesta, y gracias a ella pude retornar al lugar del cual nunca debí salir en primer lugar. Mi país.
Gustavo, Abril 5, 2014

Written by gpisanic

05/04/2014 at 12:01 AM

Elegía democrática

with 5 comments


Escalera infinita

Escalera infinita

Cuando el poder no está a la altura, el pueblo tiene que hacer la tarea.

Vivimos una Timocracia que se comporta como una Dictadura cuando ejecuta estudiantes reclamando sus derechos a la vida, administra el Tesoro Público como una Oligarquia cuando se trata de distribuir la pobreza y acumular riquezas inestimables entre el clan que reina, se disfraza de Sociedad Utópica llena de amor al momento de alienar a la masa y paga la propaganda para lucir como Democracia cuando se expone al mundo tras elecciones que siempre rinden el mismo resultado – a pesar del descontento y especialmente, de la incapacidad de satisfacer los derechos fundamentales del pueblo – alimentación, educación y vida.

Eso es lo que sucede cuando los militares se colocan en posiciones que los civiles deben ejercer. Se llama camuflaje y se ha utilizado desde Pisístrato en adelante.

Si no reconocemos el disfraz, no podemos identificar al responsable de este descalabro general.

Gustavo, 25 Marzo, 2014

Written by gpisanic

25/03/2014 at 12:01 AM

Crónicas equinas

leave a comment »


Pero sigo siendo el Emperador...

Pero sigo siendo el Emperador…

Actuaron los acróbatas, las damas de compañía de la dinastía Ching, el mago del Yo-yo (familia del músico) y las artes marciales, mientras el público masticaba Dim Sum bebiendo soda. Los aplausos llenaban el gimnasio del Centro Cultural Chino de Houston, con cierto desdén de los más jóvenes.

Todo parecía indicar que el año equino no merecía una celebración diferente a las que he atendido las últimos ocasiones.

Hasta que anunciaron a los Mariachis. Verifiqué el programa, donde correspondía al acto de la banda Mariachi Imperial, y me preparé a disfrutar de las rancheras. Cierta inquietud recorrió el foro, pero pensé que era el cansancio acumulado de los asistentes tratando de cambiar de posición.

Entraron con una calculada displicencia al estrado, ajustaron el sonido, los sombreros y las charreteras. El anuncio bilingüe no se hizo esperar. Y comenzó la música.

He asistido a espectáculos de toda especie, de calle, de lujo, de cámara y de recámara, pero jamás me imaginé presenciar una ejecución similar, a pesar de la incredulidad causada por sus uniformes gastados y las botas sin pulir.

Continuará…..

Gustavo – Dinastía Pisani – Richmond, 3 Enero,2014

Written by gpisanic

03/02/2014 at 12:01 AM

Por los tiempos perdidos

leave a comment »


Por los tiempos perdidos

 

Ni la noche más larga ni la muerte más fría logro apartarte de tu camino hacia esa eternidad favorita de las almas sin pena, que sigue el camino de otros capaces de renacer cada cien años cuando las generaciones dan por concluido su encanto por el héroe de turno.

Hoy recibes el tributo de tus seguidores sin perdón por no ser capaces de reproducir tu miseria en vida. Ni el acné, ni la ulcera o hemorroides, ni el cáncer de piel, la tuberculosis o las cataratas hicieron lo que la leucemia, detener tu trabajo mientras navegabas entre cartas sin destino que no lograbas enviar sin que te temblara la mano dipsómana.

Vienes ahora desde esa profundidad silenciosa a recordarnos tu aventura con esa ballena de 300 libras donde dejaste tu virginidad, o recomendar a los que aspiran escribirte que ni lo traten.

Gracias por aflojar la soga de mi cuello, siempre lo recordare en cada noche solitaria de luna vacía.

Written by gpisanic

26/11/2013 at 8:58 PM

Publicado en Bukowski

Tagged with , , ,

El pedestal

leave a comment »


IMG_9325

 

Written by gpisanic

23/11/2013 at 10:43 PM

Publicado en Vidas y pasiones

Tagged with , , ,

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Sigo aqui

Mi rincon del cuadrilatero

Dibujando con palabras

Escritura, relatos y analisis sobre la creatividad e inspiración

Relato Corto

Biblioteca virtual de relatos cortos

Daniel M. Givaudan

Página oficial de Daniel M. Givaudan, autor de una Buhardilla en París

MJB Literaria

Literatura y Fotografía

La bloguera viajera

Blog de viajes por libre

Miss Gastroideas

Recomendaciones de Restaurantes en Madrid y dónde el viento de levante me lleve. Planes relacionados con la gastronomía para disfrutar en buena compañía

A %d blogueros les gusta esto: