Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Posts Tagged ‘Español

10 Noches de terror – La caída indetenible

with 2 comments


Lago al final de túnel

                                                                Lago al final de túnel

Cum nemo credit in ruinam

María sintió las piernas ablandarse bajo su cuerpo de una tonelada, ante la inesperada presencia de quien le hizo más daño del que se pueda contar, y cuya presencia había evitado por todos los medios posibles – hasta este momento.

Impulsada por el mecanismo de guillotina que cierra las puertas saltó sin esperarlo hacia la esquina opuesta donde se encontraba su mentor, un ayo asignado por los responsables de la carrera en la empresa. Personas capaces de impulsar o arruinar a una persona que recién comienza en esta industria de fugas y traiciones, pero que eran utilizadas para controlar el talento y someterlo al designio de los directivos actuales.

Como si no hubiera luz en esa caja metálica y con un vacío que sólo crecía en su regazo, se acuñó instintivamente en su esquina, con la esperanza de sentirse protegida de ese vampiro laboral, capaz de extraer lo impensable de los destinados al redil de este comendador de oficina. Su voracidad era extrema y su sedición ilimitada.

Mientras la gravedad seguía desapareciendo a su alrededor, venían a la atribulada mente de la empleada escenas de su carrera, siempre bajo la sombra de esta égida oscura responsable de situaciones indecibles desde el primer momento cuando se cruzaron sus destinos. Sólo la presencia de esos recuerdos le daba espasmos.

Como entre brumas veía esos ojos de bitoque, con su gesto sádico y esos dientes que sobresalían de una boca capaz de malversar las mejores intenciones de su interlocutor. Todo lo que representaba ese individuo era dañino para María, desde el primer día que se le confió su futuro como responsable dentro de la empresa hasta hoy tantos años después, cuando a pesar de la distancia organizacional su influencia seguía pesando en esta mente frágil a consecuencia de abusos sostenidos y crueldad laboral no descrita en los códigos legales.

Apoyándose para no caer, ella musita roncamente las palabras con las cuales fue recibida en la flamante oficina por su nuevo jefe, el primero de su carrera profesional – Cada día llegan más jóvenes – mientras su zalamería rezumaba por todos los poros. Su aspecto acartonado de alguien que se negaba al avance de la edad, con los mejores días dejados atrás y capaz de traicionar a cualquiera en pos de su estadía en la institución. Era un arribista que se alimentaba de las esperanzas de los recién llegados, y contra quien nadie se atrevía a elevar una queja a la luz de sus relaciones con los responsables de la empresa. Su impunidad la excretaba sin pudor.

A partir de esa demostración siguió una exhortación acerca de los valores de la empresa, lo más sagrado que nadie podría observar con mayor tacha que los líderes de aquellos afortunados en pertenecer a esta familia. Palabras resonantes, principios elevados, nada que en realidad era observado por quienes debían fungir como ejemplo.

María sólo es capaz de revolver caldos de esa historia que por increíble no deja de ser cierta, cuando en nombre de los valores fue afectada en lo más profundo de su ser. Una marca incapaz de ser borrada, como los malos recuerdos que no cesan de atormentar a sus autores, sueños de mala noche sin final ni respuesta, capaces de amargar la vida por años.

Tan profundo había desechado esa congoja que le resultaba harto difícil retraer los eventos que iniciaron su debacle interna, de la cual no había podido recuperarse y dudaba poder hacerlo sin antes echar suficiente tiempo entre la historia, los personajes y los lugares.

Como una bocanada de aire, sintió que la brisa venía a su auxilio justo antes de desfallecer.

Era la puerta del ascensor, otra persona se incorporaba a este descenso sin retorno.

Gustavo Pisani, Richmond 23 Octubre 2015

Amazon.com/Gustavo-Pisani #eBookSpain #EnciclicaVerde #AutoPublicaenKindle

Written by gpisanic

23/10/2015 at 7:58 AM

Publicado en Terror puro

Tagged with , , , , ,

Ven a Verne – Primera llamada

with 2 comments


La próxima aventura

La próxima aventura

Con la vista fija en el cielo detrás de la ventana, parto apenas comienza la clase en pos de planetas, mares y desiertos. Durante el viaje con el tiempo detenido, encuentro seres de toda especie, paisajes de belleza inimaginable y una voz comienza a llamar mi nombre desde la distancia. Se acerca gradualmente hasta que la profesora se encuentra justo a mi lado, mientras los condiscípulos no logran ahogar la risa al descubrirme soñando despierto. Gracias Verne por hacerme volar.

Apenas comencé a leer a este autor comprendí que la vida sin aventura no es nada. Tomar una ducha forzaba incorporar el giro fantástico al jabón y a la esponja, ni decir cuando tocaba el baño de espuma, desde donde era rescatado por las llamadas de mi madre. La comida era un encuentro épico de ingredientes, en los escenarios campales del sartén cuyo parte de guerra se transmitía en cada bocado, y la visita al parque del fin de semana, una jungla infinita de contingentes fantásticos a la espera de sus exploradores solitarios. Mi imaginación despegó de sus páginas sin planes de aterrizar. Qué la impulsa sin descanso?

Cuando leí De la tierra a la luna, hallé la excusa perfecta para seguir viendo al cielo en busca de objetos perdidos. La tierra se había reducido por efecto de esa historia, pero mi galaxia personal nació para adoptar toda clase de objeto celestial en su órbita. El soberbio Orinoco me demostró el espíritu escrutador, capaz de crear una historia al voltear una piedra del jardín con todas las criaturas que hacen vida en la oscuridad. En su ribera escuché los bucaneros cantando de regreso del Dorado.

Mañana – Última llamada

Gustavo Pisani, Febrero 7 y 8, 2015

Written by gpisanic

07/02/2015 at 5:44 PM

Publicado en Julio Verne

Tagged with , , , , ,

La oficina feliz – Parte 1 de 2

with 2 comments


Felicidad absoluta

Felicidad absoluta

Cada noche el personal encargado de la limpieza de las oficinas corporativas de la empresa, ubicada en el campo más ostentoso de la ciudad, se afanaban en contener los rastros de beligerancia que salpicaban los espacios.

Cepillaban las miserias que impregnaban la alfombra, recogían las esperanzas hechas añicos contra las paredes y desempañaban las ventanas reforzadas del vapor de los sueños perdidos. No era extraño tropezarse con un cuerpo inerte y el terror reflejado en su postrera expresión, momento en el cual era necesario llamar inmediatamente al representante de Recursos Humanos – una provisión del jugoso contrato de aseo – y continuar con la faena hasta concluirla.

Bienvenidos a la Corporación Sonrisa, donde todos somos felices – dijo la hermosísima encargada de darles la bienvenida al grupo de empleados, abriendo los brazos tonificados y demostrando una sonrisa perfecta. Hasta ahora todo marcha bien.

Los recién llegados se sentían los más afortunados de mundo. Y había razones para ello, gracias a los valores y principios regente sublimes e inspiradores, así como los salarios, bonos, comisiones, beneficios, planes de retiro y libertad de horario, inéditas en el campo laboral.

El paquete de bienvenido o “abordaje”, incluía una dotación de tarjetas de crédito, acceso al Club Ejecutivo más reservado de la ciudad, viajes en primera clase y vacaciones con pago doble. Una cuenta de gastos discrecional destinada al embellecimiento contaba con tarifas exclusivas para rinoplastia, mamoplastia, liposucción, odontología e implantes de toda naturaleza. El personal se encontraba listo para desfilar en la pasarela una vez culminado el ciclo plástico inicial.

Las conversaciones eran banales, los jefes tenían espejos en cada pared de su oficina imperial y los empleados tenían un asistente personal.

Había fuentes de chocolate por doquier y un sushi man en cada piso con suministro continuado de las especies marinas más preciadas.

El lema : Todos somos felices.

Gustavo Pisani, Richmond, 29 de Enero, 2015

Mañana, la felicidad al extremo – o cómo no es posible ser más feliz – en la segunda y última parte de esta desgracia laboral

Written by gpisanic

29/01/2015 at 6:00 PM

Publicado en Pueblos y gente

Tagged with , , , , , ,

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Jerónimo Alayón

Poeta y escritor

Verses Inked©

We set the ink down, on the streets of the town. where Eternity Stand Confound.

words and music and stories

Let's recollect our emotions in tranquillity

Sobre Monstruos Reales y Humanos Invisibles

El rincón con mis relatos de ficción, terror y fantasía por Fer Alvarado

EfectiVida - Efectividad, organización, productividad y desarrollo personal

En EfectiVida hablamos de eficacia, eficiencia y efectividad. También de gestión del tiempo, productividad, organización y desarrollo personal. Pero todo, sin olvidar las cosas IMPORTANTES. Porque… ¿para qué serviría la efectividad si no nos ayuda a disfrutar de la vida?

Le journal des Jum's

Nous avons créé ce journal pour mettre en avant les marques, le tourisme, la gastronomie, le lifestyle.. pour créer un lien de proximité avec notre communauté et comme nous sommes deux, échanger sur nos avis respectifs. Si vous souhaitez avoir une trace sur notre journal, c'est le moment :-) Utilisez la rubrique contact :-) A tout de suite !

Sergio Reyes Puerta ahora está en sergioreyespuerta.com

ENTRA EN SERGIOREYESPUERTA.COM para acceder a todo el contenido de mi web.

A %d blogueros les gusta esto: