Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Posts Tagged ‘aventura

Un bostoniano misterioso

with 3 comments


Escribir duele, que lo diga el autor de Anabel Lee o de quien comienza un tenebroso cuento describiendo a la miseria como algo múltiple (Berenice). Pero lo recurrente a lo onírico, lo irreal y lo perturbador de una mente en equilibrio balbuceante es a mi juicio (precario) lo que caracteriza a Edgar Allan Poe como el genio de la literatura de horror que nos dejó boquiabiertos al desaparecer a los 40 años.

Es que no me lo imagino de mayor edad, calmando sus pesares visitando la tumba de su amada. O hablando con un cuervo – gracias a nuestro Juan Antonio Perez Bonalde;

 

“Mudo, trémulo, en la sombra por mirar haciendo empeños,
quedé allí —cual antes nadie los soñó— forjando sueños;”

Cuánto le deben Baudelaire, Conan Doyle y Verne quienes supieron nutrirse de esas raíces tan fuertes como irreales. Y cuanto le debemos quienes se formaron bajo sus letras sangrientas en lecturas interminables, como la larga noche donde vivió los sueños que imaginaba de día.

Ay Lenore, cómo duele Poe !

Gustavo Pisani, Richmond, 19 Enero, 2016

A Edgar Allan Poe, en su arribo a este mundo que es más desquiciado desde que lo dejó.

 

Written by gpisanic

19/01/2016 at 4:50 PM

Matagalpa

with 2 comments


El Calibán que viene de abrumadoras ciudades de hierro y piedra en un país donde Poe será jamás comprendido, con todo su progreso no dejó de ser un gorila colorado que venía del Norte para este poeta que rimó al mundo más de lo que se podía.

Ruben Darío hiló prosas que fue dejando por su paso entre continentes, como representante de nuestra raza sentimental, con ese modernismo que no ha perdido ni uno de sus versos a pesar del tiempo que ha transcurrido desde su procelosa vida.

Allí ojos negros y vivos;
bocas de morir al verlas,
con unos hilos de perlas
en rojo coral cautivos;

Cabeza de Rawí.

Hoy la princesa está feliz.

Gustavo Pisani, Richmond, Enero 18,2016

Al padre del modernismo  Rubén Darío, en su nacimiento

 

Written by gpisanic

18/01/2016 at 12:01 AM

Publicado en Gato, Ruben Darío

Tagged with , , , , ,

Náufrago afortunado

with 2 comments


Portada Naufrago Registro-01

Escribí el Náufrago del Lago de Maracaibo hace una generación, mucho antes de la sensibilidad por el ambiente natural que se forjó en la encíclica verde del Papa Francisco, impulsada por la amenaza cierta de una catástrofe global a consecuencia del cambio climático. En mi caso bastó mirar alrededor cada vez que me embarcaba hacia la Bahía El Tablazo desde El Milagro, cuando trabajaba en la industria petroquímica del Zulia en la década brillante de los años 80.

El Lago de Maracaibo era de agua dulce, y no alcanzo a imaginarme su belleza original cuando aún hoy deslumbran sus costas por Alturitas o el Sur del Lago. Es necesario reconocer la pérdida de esta maravilla natural, y con ese inventario de faltantes establecer una referencia para recuperar algo de su majestuosidad imponente así como de la flora y fauna, la cual incluye delfines (Sotalia fluviatilis o guianensis).

Durante ese fascinante período he sido testigo de transformaciones sociales inesperadas no sólo en mi país sino en este mundo convulso, que hablan de la capacidad de superación que la humanidad hace suya cuando todo luce más oscuro – porque la supervivencia como mandato de especie no es opcional. En cada salto generacional se gana o se pierde algo, nuestra tarea como intérpretes de esa transición es impedir que se quede algo en el camino hacia el futuro. Pero cómo saberlo?

No hay que ser náufrago para entenderlo; quién no ha dejado atrás la comodidad alguna vez en su vida para embarcarse en aventuras que concluyen en islas solitarias? De ella saldremos gracias a la determinación y al empeño, sin esperar inertes por la misión de rescate. Al final es una decisión la que nos salva o condena, lo importante parece ser cuán consecuente se ha sido con el hecho de haberla tomado.

La interpretación de estos cambios me ha permitido capturar aventuras que hoy se encuentran frente al lector en esta larga antología, imaginación que irrumpe a mi paso mientras puedo ver al mundo en un grano de arena.

La lección aprendida es la de siempre, cada día hay una historia que aprender y se perdería de no prestarle la debida atención, así provenga del marullo del lago, de un cementerio minero, relatos de Guanipa o de la maleta marrón que nuestros abuelos trajeron consigo en su aventura trasatlántica.

 

Gustavo Pisani, Richmond, Enero 1, 2016

Visita la jungla y salva al náufrago en Amazon mientras disfrutas del diseño de Krystel Trejo.

Written by gpisanic

14/01/2016 at 8:38 AM

Excentricidad y raciocinación

leave a comment »


Partiendo de Edgar Allan Poe y Sir Arthur Conan Doyle, una larga estela de sangre, armas, coartadas y asesinos nos coloca junto a una mente capaz de hilar homicidios cuya primera víctima es el sueño de sus lectores. No es necesario ser detective para inferir que hablamos de la reina del crimen – Agatha Christie.

Convertida en un fenómeno cultural, nos llevó a un mundo donde nada era obvio, ni nadie libre de sospecha. Escenarios, personajes, historias y modos de operación se combinaron hasta el infinito para sorprender tanto por lo sencillo, como por lo elaborado de sus desenlaces frente al cadaver tibio. El sucio dinero era usualmente el motivo preferido para los fines perversos.

Llegó a personificar su propio misterio al desaparecer durante 10 días, escondiéndose a la vista de todos en un hotel del pueblo Harrogate, donde discutía con sus compañeros de cartas las desventuras de sí misma. Es claro que disfrutaba la decepción y el engaño, en su agónica timidez y exquisita morbidez, haciendo uso del veneno como el ingrediente literario favorito.

Gracias por el terror indiscriminado, el cual me convenció para siempre del poder infinito de la escritura.

I speak the English very well” Hercule Poirot.

Gustavo Pisani, Richmond, 12 Enero, 2016

A Lady Agatha Christie quien desapareció de nuevo un día como hoy para continuar con su usual vida llena de misterio.

Written by gpisanic

12/01/2016 at 7:53 PM

Publicado en Agatha Christie, Gato

Tagged with , , , , ,

El arte de conversar

leave a comment »


Hoy invoco al S.J. Baltasar Gracián y su Arte de la prudencia para referirme a la máxima #148 de esta obra publicada en 1642, pero con una vigencia inextinguible.

“La discreción en el hablar importa más que la elocuencia” – quizás con ajustarse a esta sencilla línea el mundo sería mejor, y sus políticos sabios.

Que sus elipsis y constituyentes nos sigan iluminando, en esta época donde el emoji irrumpe como un lenguaje visual.

Gustavo Pisani, Richmond, Enero 8,2016

De Belmonte lo mejor, a Baltasar Gracián en su día.

Written by gpisanic

07/01/2016 at 7:16 PM

Publicado en Baltazar García, Gato

Tagged with , , , ,

Comala mía

with one comment


Abundio le responde a Juan Preciado – Yo también soy hijo de Pedro Páramo – cuando se encuentran camino a Comala, el pueblo donde vive la muerte.

Como el resto de los lugares de nuestra literatura, desde la hacienda Altamira, pasando por Ortiz hasta llegar a Macondo, la realidad supera a la ficción de un pueblo que se llenó de adioses para ir a despedir a los que se iban.

Pedro Páramo, el gran resentido, juró vengarse dejando al pueblo en el abandono hasta que se desmoronó como un montón de piedras. El reflejo de este drama en países que se creían modernos, es tan sorprendente como previsibles los capítulos cotidianos de la actual novela latinoamericana.

Pedro Páramo murió hace muchos años – pero quienes viven de la miseria del pueblo no desean que se sepa.

Gustavo Pisani, Richmond, 7 de Enero, 2016

A Juan Rulfo y su Pedro Páramo, a quien fue a acompañar un día como hoy.

Written by gpisanic

07/01/2016 at 12:01 AM

Publicado en Gato, Juan Rulfo

Tagged with , , , , ,

Por una cabeza

leave a comment »


Hoy nos encontramos a mil kilómetros por hora en un estratoplano polirreactivo Tziolkovsky volando directo de Moscú a Tashkent, durante un corto tiempo para continuar sobre un tren levitando a la misma velocidad. Era el año 1938 y Aleksandr Beliáyev honraba la tradición de Ciencia Ficción, desde Rusia con su obra La estrella Ketz – el primer satélite artificial de la tierra.

Un profesor cuya cabeza es preservada para fines irreales, un niño cuyo padre le injerta agallas de tiburón y otras similares historias de la mente de alguien que quería volar desde niño, forman la escuela donde la ciencia brotaba de las plumas de estos creadores.

Desde que leí De la tierra a la luna – escrita en 1865 por Jules Verne, no había disfrutado tanto de un viaje interestelar.

Gustavo Pisani, Richmond, 6 Enero, 2016

En honor a Aleksandr Beliáyev, quien dejó su cuerpo atrás en San Petersburgo un día como hoy del año 1942

Written by gpisanic

06/01/2016 at 12:01 AM

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: