Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Archive for the ‘Leyendas de nuevo cuño’ Category

Vestigios mentales

leave a comment »


Nuevas tecnologías han recuperado recuerdos almacenados en neuronas prehistóricas, luego de millones de años reposando bajo capas sedimentarias, esperando contar historias a sus incrédulos descendientes.

Nos sorprendió el amor de Lucy por los semejantes de su orden primate, mientras se balanceaba de árbol en árbol a salvo de sus numerosos depredadores. Desde una de esas copas de la planicie Etíope, elevó la vista y se formó en sus mente primigenia la noción de emigrar, heredada por sus descendientes como un mandato de supervivencia.

A partir de esa chispa, marcada para siempre como el momento clave para entender el mundo de hoy, la memoria colectiva no deja de evolucionar a partir de tantos y tan variados recuerdos prehistóricos.

El terror del habitante de Herculano a cargo de los biblioteca de la Villa de los Papiros, frente a la furia del Vesubio, quedó marcado para siempre en sus pobres dendritas donde la familia copó su último pensamiento. Su presencia transmite el más puro sentimiento de abandono a su propia suerte, como entregarse a una muerte segura.

El vértigo abundante entre las evocaciones de homínidos excavados de Atapuerca, mientras caían en la sima donde quedarían para siempre, esperando por su lectura. La inspiración del cromañón, entre sorpresa e ilusión, mientras dejaba sus trazos en Altamira donde se apropiaba del alma de esas enormes presas capaces de alimentar a su familia. El arte quedó allí para siempre.

Descubridores, exploradores, aventureros, investigadores y especialmente artistas, han legado por sobre sus aportes, reminiscencias de su verdadera genialidad capturados en sinapsis sorprendentes por la variedad de dimensiones inéditas a la fecha.

Todos ese activo ha sido procesado con recursos avanzados, y llega siempre a la misma e inevitable conclusión independiente de la tecnología aplicada en su análisis.

Somos una especie motivada desde siempre por el amor, único sentimiento capaz de elevar hacia el alma nuestra vida. El resto son vestigios de lo que pretendemos dejar atrás.

Gustavo Pisani, Richmond, 6 octubre 

#futurismomágico #ficcióncontemporánea

Epifito Montiel

leave a comment »


Cada noche soñaba universos enteros llenos de colores y sensaciones, inexistentes en su vida diurna, apenas se entregaba al descanso luego de jornadas ocupadas en sostener una existencia intrascendente. Tanta belleza se perdía por ser imposibles de recordar al otro día, como una mezcla de Sisifo y Morfeo, hasta que decidió no despertarse jamás y permanecer en ese estado donde era verdaderamente feliz.

A partir de ese momento, su cuerpo se transformó y sólo ameritaba del aire para suplir todas sus necesidades. Su familia lo abandonó a la vera de un camino tras una leve discusión, donde creció una montaña sobre ese objeto soñador, que roncaba durante el ocaso y se estremecía como un sismo al cambiar de posición en el lecho de rocas sedimentarias.

Los sueños continuaron en esa mente libre, oculta bajo el promontorio que terminó como cordillera con vista al océano incapaz de sumergirlo en su ascenso indetenible. Cuando la intensidad de sus sueños no pudo ser contenido por ese macizo, despertó como volcán regurgitando una lava oscura alterando el paisaje cada año cuando cambiaba de color, dependiendo de la naturaleza de sus irrepetibles fantasías nocturnas.

Entre sueños era libre, y se veía corriendo ladera abajo con el viento en su cara. Al llegar al valle, se percataba de su condición epífita, justo cuando retornaba a su acostumbrada sesión llena de sensaciones inéditas y recuerdos eternos.

Sin tener noción del tiempo, comenzó a sentir detonaciones a la altura de sus extremidades inferiores, hasta que abrió los ojos frente a una misión evaluadora de una ruta alterna al desarrollo. Se desperezó con un largo bostezo del descanso de siglos, y siguió durmiendo tras darse la vuelta para cambiar de posición. 

Sin salir de su asombro y justo antes de abandonar la galería, los inspectores consiguieron una cita de Píndaro en el lecho aún tibio;

No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible.

Gustavo Pisani, Richmond, 1 octubre #cuentosdeluna

Demosars – 2020

leave a comment »


La salud de la humanidad se degradó a niveles precarios a partir de Noviembre de ese año fatídico, cuando la prevención junto a todas las medidas racionales concebidas para contener la última peste, resultaron insuficientes ante su virulencia y capacidad de propagación.

De acuerdo a los archivos que han sobrevivido en las Galaxias de Datos, a buen resguardo de la debacle global, el caos generalizado derivó en una violenta espiral responsable de la pérdida de la civilización. 

El último registro data del 28 de Julio del 2099; no logramos llegar al siglo XXII, ni logramos alcanzar un acuerdo acerca de la responsabilidad por esa caída.

La desmovilización a gran escala en los centros poblados para establecer una distancia social, fue seguida de la pérdida de derechos fundamentales, en nombre de la seguridad. Ese desmontaje del valor jurídico se exacerbó ante la indignación por los abusos y corrupción a todo nivel de la sociedad, diezmando recursos en favor de los eternos allegados al poder. 

El manido argumento del enemigo externo, sirvió los más bajos propósitos con una crueldad inesperada, fustigando las atribuladas mentes de masas desesperadas donde el miedo se había instaurado de manera definitiva.

El odio se implantó como un valor negativo, capaz de corroer estructuras básicas de una sociedad en disolución, gracias a su propia incapacidad de reconocer errores fatales. Los centros de decisión lo institucionalizaron como medio de control y garantía de permanencia.

La política se dedicó a alienar a sus constituyentes, para convertirlos en objetos fanáticos ocupados sólo en la obediencia ciega a sus líderes, quienes no disimulaban su ilimitada ambición a expensas de proteger a la población indefensa. Mentir hasta convencer, en medio del auge de la ignorancia y la persecución a la inteligencia, resultó en una moda peligrosa donde la política perdió su capacidad de contener la demagogia, a la postre convertida en su sepulturero.

El análisis histórico finalmente denominó esa época geológica como el Mendacioceno, y de manera sorprendente la patología forense incorporó tecnología capaz de caracterizar al virus responsable de esta debacle.

Le llamaron populismo y convertía a sus víctimas en objetos de su propia ambición. 

No hubo sobrevivientes a la ignorancia.

Gustavo Pisani, Richmond, 29 septiembre

#futurismomágico

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Jerónimo Alayón

Poeta y escritor

Verses Inked©

We set the ink down, on the streets of the town. where Eternity Stand Confound.

words and music and stories

Let's recollect our emotions in tranquillity

Sobre Monstruos Reales y Humanos Invisibles

El rincón con mis relatos de ficción, terror y fantasía por Fer Alvarado

EfectiVida - Efectividad, organización, productividad y desarrollo personal

En EfectiVida hablamos de eficacia, eficiencia y efectividad. También de gestión del tiempo, productividad, organización y desarrollo personal. Pero todo, sin olvidar las cosas IMPORTANTES. Porque… ¿para qué serviría la efectividad si no nos ayuda a disfrutar de la vida?

Le journal des Jum's

Nous avons créé ce journal pour mettre en avant les marques, le tourisme, la gastronomie, le lifestyle.. pour créer un lien de proximité avec notre communauté et comme nous sommes deux, échanger sur nos avis respectifs. Si vous souhaitez avoir une trace sur notre journal, c'est le moment :-) Utilisez la rubrique contact :-) A tout de suite !

Sergio Reyes Puerta ahora está en sergioreyespuerta.com

ENTRA EN SERGIOREYESPUERTA.COM para acceder a todo el contenido de mi web.

A %d blogueros les gusta esto: