Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Archive for the ‘Epistolar’ Category

Cuentos de Cada Semana – CCS – Semana 1

leave a comment »


Lucubraciones

Elucubrábamos como de costumbre, mientras recorríamos el infinito universo que partía del Gran Café sin final conocido hasta ahora, en aquel año de 1974 en la gran Capital, cuando era fácil entender la aguda profundidad de los argumentos interminables en el que nos engarzábamos durante días, hasta que el siguiente examen feral nos hiciera reconsiderar nuestras prioridades seriamente. 

Estos domadores de Integrales con vocación suicida – de cuyas heridas aún adolecemos sin poder quejarnos en público – magos incipientes de la Geometría Descriptiva en espera de una epifanía espacial y estudiantes del Ciclo Básico de Ingeniería, se encontraban en la etapa de la vida cuando se define la capacidad de enfrentar los 30 0 40 molinos de viento como los del Campo de Montiel, pero sin escudero para advertir la profunda insania.

Con la esquina de la puñalada a nuestra espalda, vimos una minúscula sala de exposición, ubicada en la esquina opuesta al famoso edificio de la Savoy, donde Julio Pacheco Rivas exponía su mítica serie de Lucubraciones. Sin un fin preciso nos adentramos a ese mundo perdido tan similar a nuestra experiencia universitaria, y entre composiciones abstractas similares a hojas de papel sin līmite (otra referencia gratuita al Cálculo) el artista se presentó sin mucha esperanza de colocar su obra de reciente creación entre estos pobres estudiantes. Lo de pobre por el sufrimiento auto infringido para el momento, así como por lo que nos esperaba durante el resto de los estudios. La química orgánica de algunos semestres más adelante, falló en su determinado intento de castración pero dejo secuelas en los aromáticos.

Con un entusiasmo sorprendente este pintor joven nos describió su mundo, la capacidad de representación de su obra y especialmente, para estos futuros ingenieros, la transfiguración de ésta en pura energía. Nos quedamos unos minutos digiriendo la explicación y luego de confirmar los conceptos artísticos, nos despedimos estrechando  manos y salimos convencidos que estudiar mata.

La noche nos consiguió divagando acerca de la intersección de disciplinas dispares y sus inesperados resultados.

El silogismo resultante es que no todos los ingenieros son artistas, pero algunos artistas son ingenieros.

Gustavo Pisani

Richmond, Enero 6, 2019

III Carta de Lope de Aguirre al Rey de España

with one comment


La hora de los marañones

La hora de los marañones

Rey Felipe, natural español, hijo de Carlos, invencible;

Mira, mira Rey, bien creo que os manteneis bajo engaño de vuestros ministros y oidores quienes se hacen los sordos ante nuestros justos reclamos desta tierra. Este humilde vasallo natural vascongado ,cristiano viejo y malferido, no ha recibido respuesta a las dos cartas anteriores dirigidas a vuesa excelencia, razón por la cual se ha impacientado conforme al sentido del honor y del muy merecido trato que me corresponde como veterano colonizador según consta en folio correspondiente en la Casa de Capitulación cuando me alisté en Sevilla. Y me encuentro al día con el Sindicato de la Conquista.

Bajo juramento de nuestra fe como cristiano junto a mis arcabuceros Marañones y fieles a la Santa Madre Iglesia de Roma hemos prestado servicio devoto por lo cual os ruego que vuesa merced cancele a su expedita conveniencia y la del tesorero, la paga de mis estipendios y otros haberes causados por la corona, en obediencia a cada uno de sus representantes a quienes he despachado con mi espada por atreverse a burlarse de mi apariencia.

En albarán anexo a esta misiva incluyo como es justicia los diversos hechos y tareas cumplidas en su nombre, a saber, sobretiempo incurrido en las largas jornadas por leguas sin límite, prima de viaje a regiones inexploradas, portadores infieles de nuestro parque, gastos consulares ante las diversas autoridades tribales, tramitación de cedulas ante los respectivos virreyes, pagos por agilización de trámites públicos y aduanales (aquí también que los hay), publicación de declaraciones de guerra, pago de emisarios, poblar pueblos, desfacer entuertos, botines de guerra, pendones, voceros, músicos, tratamientos médicos, pomadas, menjurjes o pócimas contra males naturales de las Indias Occidentales, gastos de representación, dotación de aperos, armamento y municiones (que no se cansan, su excelencia), hospedaje, brebaje y yantar, prima de seguro contra empalado, garrote vil, caminar por la borda, desmembramientos u otras causas afines a la colonización y evangelización, impulsada por expediciones a lugares ignotos de mundos nuevos y otras actividades propias del oficio de descubridor desta tierra bendita que tanto sufre a vuestro nombre y por las impiedades de los encomenderos.

Avisote, Rey Español que debo elevaros otra queja sobre el vasallo Juan Gerónimo de Espíndola, genovés, capitán de infantería bajo mi mando, quien luce distraído como si tuviere visiones de otro tiempo. Convencido me hallo vuesa excelencia que es hora de invocar al inquisidor de la tonsera cuyo nombre no recuerdo en esta hora aciaga, por las sospecha fundada que tengo del genovés de fementir nuestra religión y servir a otras creencias a las que parece rezarles en su retablo iluminado del cual no se aparta ni a la hora nona. Le he visto mientras guardo el sueño de mi dulce Elvira. Tenga el Señor piedad de su alma y le sirva el garrote vil por justo escarmiento, como el que he administrado en su real nombre a tanto infiel que se ha cruzado en mi camino.

Este vasallo postrado y deforme por feridas de guerra pide a Dios la gracia de alcanzar con las armas a vuestro servicio el valor de la deuda, negada en lo que de derecho nos corresponde.

Repito mi despedida de la carta anterior : Hijo de fieles vasallos en tierra vascongada, y rebelde hasta la muerte por tu ingratitud

En Nueva Segovia que es tierra de chivos, en este año del señor

Lope de Aguirre, El peregrino de la Ira de Dios y azote de la Asunción, La Margarita, Maese de Campo en nombre de los Marañones.

Gustavo Pisani, Richmond, 22 de Marzo, 2015

Written by gpisanic

22/03/2015 at 7:44 PM

Cracia mía – Carta en dos ventrículos con final de infarto

with 6 comments


El reflejo de lo abstracto

El reflejo de lo abstracto

Me pregunto atormentado si no cumplí con mi parte, o abandoné mi devoción en el peor momento, o tomé la alternativa fácil hundido en la comodidad. O acaso la suma de todo lo anterior me impidió ver la enfermedad que vaciaba tus entrañas.

Reconozco la insistencia de los pretendientes que ofrecían el cielo y la tierra, como si no disfrutara de ambos contigo a mi lado. Llegaron en papel de víctimas, mientras actuaban criminalmente contra todo lo que habíamos construido empeñados en la felicidad de todos.

Ahora que el engaño está consumado, he visto la miseria humana y el abuso sin límites contra los principios consagrados que nos unieron todo este tiempo. Pensé que el mal tenía límite, en mi creencia adornada de valores con los que me formaron.

Cuán equivocado puede uno estar, mientras la farsa y la burla se nutren de los peores sentimientos.

Sin embargo, como los grandes amores, apelo al valor universal de la verdad para rescatar la armonía que respiraba a tu lado.

Lucharé hasta el final para mantener viva esa llama pura que siempre iluminó los momentos más duros, y guardaré como el tesoro más preciado el significado de la palabra que nadie puede mencionar sin la magia que tu boca le otorga – Libertad.

A todos los caídos en tu nombre, dedicaré esta carta en el día del amor y la amistad.

No dejaré que te olviden jamás.

A mi Cracia

De tu Demo

Gustavo Pisani – Cultor de la libertad, el amor y la amistad – porque vienen siempre unidos.

Richmond, Febrero 14, 2015

Written by gpisanic

14/02/2015 at 12:01 AM

Publicado en Epistolar

Tagged with , , ,

Do Bianchi

Negotiating the Epistemologic Implications of Oenophilia

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Sigo aqui

Mi rincon del cuadrilatero

Dibujando con palabras

Escritura, relatos y analisis sobre la creatividad e inspiración

Relato Corto

Biblioteca Virtual

La bloguera viajera

Blog de viajes por libre

A %d blogueros les gusta esto: