Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Archive for the ‘Épica botánica’ Category

Nueva Cádiz, 3 de Abril del Año del Señor 1565

leave a comment »


Pescado frito con Patacón

Mi querido crío;

Te escribo desde esta Isla de Cubagua cerca de la pequeña Venecia, donde estoy construyendo una ermita que sirva de hogar de la fe y de escudo a la tentación, tan común por estas tierras de ropas ligeras. Justo anoche descubrí que el diablo se viste de guayuco y además se llama Churum.

La isla es el paraíso de esta tierra de gracia, como dio por llamarla el Almirante en su llegada hace apenas pocos años. Esto es tan verde como Valencia en Marzo, las aguas rugen con el viento igual al Guadalquivir, parece que la choza se incendia en cualquier momento por el sol inclemente y todo son los extremos, o llueve y te inundas o la sequía te mata de mengua.

La gente es hermosa, de fuerte contextura y de color claro, con el cabello lacio de corte de Castilla que tanto admiramos allende en casa. Se ríen de nada, como niños, incluso de ellos mismos y la comida es tan abundante que no es necesario trabajar para alimentarse. Duermen en un lecho que es una especie de lienzo tejido, amarrado por unas sogas de unas palmeras, que es igualito a un chinchorro y además es especial para tomar agua de coco en las tardes frente al atardecer multicolor. Es algo complicado para otras actividades de la vida pero uno se acostumbra, como todo, incluso a estar lejos de tu madre. No le des mis saludos por favor.

Cuando mi antecesor pasó por estas extensiones, en un lugar llamado Paria, se inspiró en la naturaleza imponente del golfo y sobre su Carabela frente a una de las bocas hacia La Trinidad, predijo que algún día se unirían ambas tierras.

Como me encuentro en el descanso de la construcción, luego de disfrutar una sopa con cabezas de peces y papas de diversos tamaños, formas y colores, que aquí llaman sancocho, me he puesto a divagar acerca de lo que este lugar maravilloso debería convertirse, con tan buenas ostras, comida, gente y naturaleza. Debe ser la chicha de hoy la fuente de inspiración, creo que estaba pasada.

Mientras se prepara el arroz con coco de postre que viene servido en su concha, te escribo estas líneas premonitorias.

Los ostrales son tan grandes y la mano de obra es tan abundante que éstos nunca podrán ser agotados por nada ni nadie.

Le cambiaran a esta tierra el nombre actual por el de Virreinato de Ostrazuela y quedará registrado como tal en lo sucesivo, sin poder ser alterado excepto por los medios que ella misma prevea.

Las ostras gracias a su carne, conchas y perlas serán la fuente de riqueza eterna para el disfrute de sus hijos, por todas las generaciones venideras.

La región es tan noble que nunca habrá cataclismo ni terremoto que la castigue, especialmente en esta zona del saliente tan hermosa que provoca inventar el ron y dedicarse a tomarlo de sol a sol cantando con una guitarrilla en las manos.

La isla será un centro de peregrinación similar a la Roma del Papa, con su Virgen bendita que colocaremos en este valle para la eternidad de los tiempos y vendrán a adorarla desde todas las islas incluso de tierra firme, sin la excusa de que no hay aduana y además puerto libre. Seguro estoy que a nadie se le ocurrirá construir un puente tan largo como ningún otro para facilitar el paso de los coches con sus caballos.

Por nuestro empeño evangelizador y don de mando, esta gente aprenderá a llegar a tiempo y a ser puntual a sus encuentros y se le llamara la Hora de Cubagua por lo precisa e implacable. Todos los relojes del Ayuntamiento, del Oidor y la campana de la Iglesia estarán sincronizados al segundo, para que nadie llegue tarde a sus obligaciones con el Señor.

El aceite que surge de las rocas en abundancia y que los indios llaman Mene, no podrá ser de utilidad para estos cristianos ni para las buenas causas ni para ninguna otro propósito digno de su olor nauseabundo, y quien lo toque quedará marcado de manera indeleble de su viscosa maldad por los tiempos que vienen. No saldrá de aquí ni un cargamento de esta especie así lo pida la corona en persona de su Reina.

Tal y como lo dijo el Almirante, el mundo tiene forma de Pera y desde aquí veo dos montañas afiladas de esa forma, en la Isla del Norte que son igualitas a las totumas de Churum. Algún día le pondrán su nombre completo a esos montes.

Alguien va a tener que inventar algo así como una tusa porque con el pica-pica no se puede más.

Pero hijo mío de lo que estoy particularmente seguro por sobre todas las predicaciones anteriores, tanto como que existe un Dios, los Reyes y la felicidad de esta gente, es que aquí nunca triunfará el odio, ni la maldad ni mucho menos el resentimiento guardado por generaciones enteras, porque la risa, el humor y el buen talante es algo que nadie podrá sacarlo de sus vidas, ¡jamás¡

Espero que guardes esta carta para que se las enseñes a tus futuros hermanitos cuando vengas a visitarnos y que ellos puedan confiarla a sus descendientes aquí y compartirla con los tuyos allá.

Tu padre, el visionario.

Gustavo Pisani, Richmond 15 Octubre, 2020

#humor

Epifito Montiel

leave a comment »


Cada noche soñaba universos enteros llenos de colores y sensaciones, inexistentes en su vida diurna, apenas se entregaba al descanso luego de jornadas ocupadas en sostener una existencia intrascendente. Tanta belleza se perdía por ser imposibles de recordar al otro día, como una mezcla de Sisifo y Morfeo, hasta que decidió no despertarse jamás y permanecer en ese estado donde era verdaderamente feliz.

A partir de ese momento, su cuerpo se transformó y sólo ameritaba del aire para suplir todas sus necesidades. Su familia lo abandonó a la vera de un camino tras una leve discusión, donde creció una montaña sobre ese objeto soñador, que roncaba durante el ocaso y se estremecía como un sismo al cambiar de posición en el lecho de rocas sedimentarias.

Los sueños continuaron en esa mente libre, oculta bajo el promontorio que terminó como cordillera con vista al océano incapaz de sumergirlo en su ascenso indetenible. Cuando la intensidad de sus sueños no pudo ser contenido por ese macizo, despertó como volcán regurgitando una lava oscura alterando el paisaje cada año cuando cambiaba de color, dependiendo de la naturaleza de sus irrepetibles fantasías nocturnas.

Entre sueños era libre, y se veía corriendo ladera abajo con el viento en su cara. Al llegar al valle, se percataba de su condición epífita, justo cuando retornaba a su acostumbrada sesión llena de sensaciones inéditas y recuerdos eternos.

Sin tener noción del tiempo, comenzó a sentir detonaciones a la altura de sus extremidades inferiores, hasta que abrió los ojos frente a una misión evaluadora de una ruta alterna al desarrollo. Se desperezó con un largo bostezo del descanso de siglos, y siguió durmiendo tras darse la vuelta para cambiar de posición. 

Sin salir de su asombro y justo antes de abandonar la galería, los inspectores consiguieron una cita de Píndaro en el lecho aún tibio;

No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible.

Gustavo Pisani, Richmond, 1 octubre #cuentosdeluna

Épica botánica o la Batalla de los Reinos Verdes – Encuentro final

with 2 comments


Con el honor a ras de tierra

Con el honor a ras de tierra

Desde las alturas las aves miraban perplejas el encuentro; de la motivación que los impulsaba allá abajo no quedaba duda alguna. Los cantos funerarios iniciaron su lenta tonada con los deudos en mente, mientras el cansancio se imponía entre los combatientes, cerrándole sus ojos justo antes de perecer bajo las armas enemigas.

Con la mirada hacia la bóveda celeste el Comandante del puesto se resignaba, ante el largo trecho que aún era necesario recorrer para alcanzar el punto más alto en ese cielo que hoy lucía infinito. Se convertiría en la señal para iniciar el contraataque, contando con la ventaja que disfrutan quienes ahora les sometían sin piedad.

Algunas nubes comenzaron a formarse hacia el naciente de este día de primavera del año del señor, propiciando un cambio de la dirección del viento y forzando la calina hacia un rumbo distinto, exponiendo el campo de batalla lleno de bajas, heridos y desquiciados. La guerra no tiene nada de bella.

La marea verde cambiaba a lo largo de las horas, el juego de luces, movimientos y despojos presentaba un escenario distinto con el avance del tiempo. Cercano al mediodía era imposible determinar la naturaleza de esta acción despiadada, mucho menos arriesgar un balance de los hechos fratricidas. Las sombras iniciaron tímidas su paseo vespertino, cuando se consiguieron con un escenario impensable apenas algunas horas antes.

Los defensores se encontraban rodeados, ofreciendo su vida en el campo que ya era un mausoleo al valor, rodeados de sus compañeros caídos en la gloria de mantener la plaza de los aguerridos Líquenes, quienes hoy al igual que cada mañana, no se iban a entregar sin causar innumerables bajas en las líneas del Musgo.

El Comandante yacía sosegado ante su inminente ejecución, cuando su postrera mirada alcanzó a ver al sol en el cenit. Supo al final que había llegado el momento de recuperarse y continuar la lucha aguerrida por la supervivencia, mientras exista la tierra y los rayos del sol alimenten este fragor indetenible que sucede a nuestro alrededor, en la noble lucha salvaje por la vida.

Pereció convencido que su género revertiría el rumbo de este encuentro sin cuartel, y conquistaría la colina de este parque – al menos mientras las circunstancias lo permitan – ubicado en medio de cualquier ciudad llena de habitantes indiferentes a esta gesta tan gloriosa como cotidiana, a la sombra de los helechos quienes impacientes esperaban por el resultado final de esta batalla sin cuartel.

Gustavo Pisani, RIchmond, 5 de Marzo, 2015

Written by gpisanic

05/03/2015 at 7:01 PM

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Jerónimo Alayón

Poeta y escritor

Verses Inked©

We set the ink down, on the streets of the town. where Eternity Stand Confound.

words and music and stories

Let's recollect our emotions in tranquillity

Sobre Monstruos Reales y Humanos Invisibles

El rincón con mis relatos de ficción, terror y fantasía por Fer Alvarado

EfectiVida - Efectividad, organización, productividad y desarrollo personal

En EfectiVida hablamos de eficacia, eficiencia y efectividad. También de gestión del tiempo, productividad, organización y desarrollo personal. Pero todo, sin olvidar las cosas IMPORTANTES. Porque… ¿para qué serviría la efectividad si no nos ayuda a disfrutar de la vida?

Le journal des Jum's

Nous avons créé ce journal pour mettre en avant les marques, le tourisme, la gastronomie, le lifestyle.. pour créer un lien de proximité avec notre communauté et comme nous sommes deux, échanger sur nos avis respectifs. Si vous souhaitez avoir une trace sur notre journal, c'est le moment :-) Utilisez la rubrique contact :-) A tout de suite !

Sergio Reyes Puerta ahora está en sergioreyespuerta.com

ENTRA EN SERGIOREYESPUERTA.COM para acceder a todo el contenido de mi web.

A %d blogueros les gusta esto: