Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

10 Noches de terror – La caída indetenible

with 2 comments

Lago al final de túnel

                                                                Lago al final de túnel

Cum nemo credit in ruinam

María sintió las piernas ablandarse bajo su cuerpo de una tonelada, ante la inesperada presencia de quien le hizo más daño del que se pueda contar, y cuya presencia había evitado por todos los medios posibles – hasta este momento.

Impulsada por el mecanismo de guillotina que cierra las puertas saltó sin esperarlo hacia la esquina opuesta donde se encontraba su mentor, un ayo asignado por los responsables de la carrera en la empresa. Personas capaces de impulsar o arruinar a una persona que recién comienza en esta industria de fugas y traiciones, pero que eran utilizadas para controlar el talento y someterlo al designio de los directivos actuales.

Como si no hubiera luz en esa caja metálica y con un vacío que sólo crecía en su regazo, se acuñó instintivamente en su esquina, con la esperanza de sentirse protegida de ese vampiro laboral, capaz de extraer lo impensable de los destinados al redil de este comendador de oficina. Su voracidad era extrema y su sedición ilimitada.

Mientras la gravedad seguía desapareciendo a su alrededor, venían a la atribulada mente de la empleada escenas de su carrera, siempre bajo la sombra de esta égida oscura responsable de situaciones indecibles desde el primer momento cuando se cruzaron sus destinos. Sólo la presencia de esos recuerdos le daba espasmos.

Como entre brumas veía esos ojos de bitoque, con su gesto sádico y esos dientes que sobresalían de una boca capaz de malversar las mejores intenciones de su interlocutor. Todo lo que representaba ese individuo era dañino para María, desde el primer día que se le confió su futuro como responsable dentro de la empresa hasta hoy tantos años después, cuando a pesar de la distancia organizacional su influencia seguía pesando en esta mente frágil a consecuencia de abusos sostenidos y crueldad laboral no descrita en los códigos legales.

Apoyándose para no caer, ella musita roncamente las palabras con las cuales fue recibida en la flamante oficina por su nuevo jefe, el primero de su carrera profesional – Cada día llegan más jóvenes – mientras su zalamería rezumaba por todos los poros. Su aspecto acartonado de alguien que se negaba al avance de la edad, con los mejores días dejados atrás y capaz de traicionar a cualquiera en pos de su estadía en la institución. Era un arribista que se alimentaba de las esperanzas de los recién llegados, y contra quien nadie se atrevía a elevar una queja a la luz de sus relaciones con los responsables de la empresa. Su impunidad la excretaba sin pudor.

A partir de esa demostración siguió una exhortación acerca de los valores de la empresa, lo más sagrado que nadie podría observar con mayor tacha que los líderes de aquellos afortunados en pertenecer a esta familia. Palabras resonantes, principios elevados, nada que en realidad era observado por quienes debían fungir como ejemplo.

María sólo es capaz de revolver caldos de esa historia que por increíble no deja de ser cierta, cuando en nombre de los valores fue afectada en lo más profundo de su ser. Una marca incapaz de ser borrada, como los malos recuerdos que no cesan de atormentar a sus autores, sueños de mala noche sin final ni respuesta, capaces de amargar la vida por años.

Tan profundo había desechado esa congoja que le resultaba harto difícil retraer los eventos que iniciaron su debacle interna, de la cual no había podido recuperarse y dudaba poder hacerlo sin antes echar suficiente tiempo entre la historia, los personajes y los lugares.

Como una bocanada de aire, sintió que la brisa venía a su auxilio justo antes de desfallecer.

Era la puerta del ascensor, otra persona se incorporaba a este descenso sin retorno.

Gustavo Pisani, Richmond 23 Octubre 2015

Amazon.com/Gustavo-Pisani #eBookSpain #EnciclicaVerde #AutoPublicaenKindle

Anuncios

Written by gpisanic

23/10/2015 a 7:58 AM

Publicado en Terror puro

Tagged with , , , , ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Caramba Gustavo, Jose Manuel Caminos te va a demandar por usarlo como actor en tus relatos….. abrazos alberto Date: Fri, 23 Oct 2015 13:58:39 +0000 To: aesteres@hotmail.com

    Le gusta a 1 persona

    alberto esteres

    23/10/2015 at 10:00 AM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reiki Y Otras Técnicas

Ámate a ti mismo

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Crónicas de un Guardia de Seguridad

Relatos de romper noche en un puesto de vigilancia con poca supervisión

Mis Americas

Blog dedicado a todas las almas viajeras y desaprendidas de Latinoamerica.

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

A %d blogueros les gusta esto: