Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Mi carta de renuncia – servicio especial

leave a comment »

Cayendo y corriendo

Cayendo y corriendo

Cap. Paso del Diablo

Recuerdo el primer día en la mina Paso del Diablo, a 2 horas de viaje hacia lo profundo de la Sierra de Perijá, donde una actividad de magnitudes impensables para los que vivíamos en la ciudad tenía lugar en esa zona desde donde se veía Colombia. Unos 80 camiones gigantescos movían 4 millones de toneladas de carbón de alta calidad anualmente, extraídas de vetas que se extendían por la sierra en dirección a la selva. Eran arrimadas al acopio donde se descargaban en camiones que mantenían un tren de suministro al puerto de embarque en Santa Cruz de Mora, donde gabarras repletas de su carga negra trasvasaban el material a las bodegas de los buques carboníferos con destino al resto del mundo.

Mi carta de renuncia – que no te la cuenten.

Gustavo Enrique Pisani, Richmond, Agosto 14 201

Anuncios

Written by gpisanic

14/08/2015 a 12:01 AM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: