Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Mi carta de renuncia – entrega especial

leave a comment »

Un gato, una ventana, una historia.

Un gato, una ventana, una historia.

Crecí con un profundo respeto al trabajo, a quienes lo honran con su esfuerzo diario, y a su participación anónima en la construcción de un mañana donde el bienestar era accesible, y la vida ofrecía un futuro interesante para una clase media próspera.

Hoy puedo decir que he dejado mi marca en una multitud de posiciones, donde conocí a personas de diversa formación que cada día se esforzaban más allá de lo esperado por la empresa o sus gerentes, sin recibir a cambio ni un gesto de agradecimiento. A todas esas personas sacrificadas por las interminables tribulaciones del empleo, les manifiesto mi mayor admiración porque no hay nada peor que una ocupación desagradecida.

Mi carta de renuncia – que no te la cuenten

Gustavo Enrique Pisani, Richmond, 13 de Agosto, 2015

Anuncios

Written by gpisanic

13/08/2015 a 8:01 PM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: