Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Esclavos en la oscuridad – Ariete

with 2 comments

Continuacion – Analogía

Golpea como el mar

Golpea como el mar

El vigilante utilizó una simple estrategia de distracción y engaño contra todo el poder de procesamiento acumulado en los procesadores de la Corporación.

En primer lugar el error inducido en una de los millones de líneas de códigos del programa maestro, por medio de un puerto analógico oculto tras un alternador instalado en su Studebaker, generó el estrés requerido para derivar los recursos especializados en esa dirección. Luego, por medio del punto de purga invisible para el sistema, y haciendo uso de una jeringa olvidada en el gabinete de la seguridad industrial, inyectó aire en el flujo de alta presión del lubricante de los equipos de transformación.

Los tornos de control numérico, las fresas, las cortadoras, prensas y demás bienes de capital dependían de la pureza de la taladrina, una suspensión de aceite en agua que disminuye la fricción entre la herramienta de corte y la pieza de transformación, además retira las virutas generadas en la operación.

El sistema era crítico para la integridad de las maquinas herramientas, corazón de la manufactura de este planta robot. El filtrado del fluido se realizaba a alta presión para forzar los residuos microscópicos fuera del torrente blanquecino, pero como todo sistema industrial existía un sistema paralelo o redundante para permitir cambiar los filtros sin detener la circulación.

Las consecuencias de la inyección de aire – aun en tan insignificante volumen – fueron previsiblemente inmediatas. Al igual que en un sistema cerrado de refrigeración, la presencia de un fluido extraño con diferente compresibilidad a la del refrigerante – como el agua – termina con la falla generalizada del sistema incluyendo una fuerte explosión.

En este caso, el volumen del aire aumentó el nivel de presión del sistema lo que activó el desvío del flujo por el circuito redundante para proteger los filtros, oportunidad que aprovechó el intruso para inyectar más aire en la purga de los filtros con una bomba de aire de bicicleta rescatada del basurero. Cuando el sistema controló automáticamente la causa del desvío original y retomó la ruta del circuito principal, el encuentro de la taladrina a alta presión con la gran burbuja de aire inyectada en la camisa de los filtros, causó un flujo inestable con ondas de choque capaces de destruir el sistema en cuestión de minutos.

Y lo hizo. En la ciencia de la hidráulica ese fenómeno se llama golpe de ariete por razones que resultan indiscutibles.

Gustavo Pisani, 29 de Mayo, 2015

Anuncios

Written by gpisanic

29/05/2015 a 12:01 AM

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Una bomba de aire inducida: neumo-terrorismo de primera generación, método impensable para una época tan avanzada y quizá por eso tan efectivo, paso en modo furtivo, nadie lo vio venir porque venia oculto en el aire.

    Le gusta a 1 persona

    Karim

    29/05/2015 at 3:45 PM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: