Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Esclavos en la oscuridad – El vigilante

leave a comment »

Continuación – El neologismo

Acceso indiscriminado

Acceso indiscriminado

Pasaba sus días en vela mientras se preparaba para su jornada nocturna patrullando las instalaciones de la Corporación de Robots. Un acuerdo con la directiva eterna del sindicato lo ha mantenido en el mismo cargo – único humano en la plantilla durante su relación laboral que data de varios años.

Comenzó como un ingeniero de sistemas y todo el futuro del mundo frente a sí. Pero la manipulación de los recursos humanos terminó por la pérdida de interés en los profesionales de hacer carrera en este cascarón corporativo. No recuerda la última vez que vio a otro empleado en las oficinas, la planta o en cualquier otra función. Ni siquiera conoce a los representantes sindicales quienes viven una permanente vacación con los gastos pagos.

Mientras las actividades se hacían cada vez más embrutecedoras, se preocupó en mantener intacta su capacidad mental, avanzar en conocimientos y conocer los sistemas que operan a su alrededor. Lentamente se le hizo de lado, mediante órdenes impersonales y no ha tenido contacto con un supervisor desde hace tanto que ha olvidado el tema. Pero no ha dejado de aprender.

Mantiene en su casa una computadora de varias generaciones tecnológicas atrás. No la conecta con la red de redes para evitar el secuestro de sus datos, mantiene un registro de los programas que ha logrado extraer de su empleo, utilizando técnicas tan anticuadas que no aparecen en los textos de formación. Se considera un cruzado tras la verdad de las empresas deshumanizadas.

Luego de largos años haciendo lo mismo, se hizo de un puerto de acceso a la red secundaria de respaldo, la cual no se vigila con la misma frecuencia o profundidad que la primaria. Logró conectar su vehículo con esa red, utilizando el protocolo v2v (vehículo a vehículo) para enmascarar su canal de entrada a la red. A partir de allí, laboriosamente ha estado armando la estructura lógica de control para someter lo que él considera un complot contra la humanidad. Los robots navegan a sus anchas bajo la Internet de la Cosas, la tecnología que conectó los aparatos, equipos e implementos directamente, sin necesidad del hombre.

Allí comenzó todo.

Gustavo Pisani, Richmond, 26 de Mayo, 2015

Anuncios

Written by gpisanic

26/05/2015 a 12:01 AM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: