Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Santo Oficio – 1 de 3

leave a comment »

IMG_8860

Arenga a la Tropa

El control hegemónico de la sociedad global por parte de un grupo ultrajoso, durante las últimas generaciones, pretendía hacerse eterno por las vías del control mental, económico y físico. La red de sátrapas pagó en efectivo el precio de un nuevo orden internacional, en el cual se expurgaba la disidencia mediante el ejecuciones sumarias, mientras la historia seguía su nuevo rumbo demencial. La semana de la Ciencia Ficción Social se extiende por clamor popular.

Pasante

Una de las formas de dominación más conspicua era la ejercida por las empresas encargadas de captar la juventud y secuestrar permanentemente sus aspiraciones. El capital y la dirección de dichas instituciones pertenecían al poder central, disfrutando del pleno acceso a los recursos de invasión de privacidad y alienación omnipresentes. Las campañas de atracción y reclutamiento eran ostentosas con imágenes de gente excesivamente feliz y sonriente, con su futuro garantizado en un marco de valores de respeto, oportunidad y crecimiento.

Las entrevistas de selección partían de un trabajo documental con el perfil completo del candidato, según la recopilación de sus debilidades, obtenidas por el sistema de captación de datos antropométricos y los de origen demótico. El seleccionador se ocupaba de convencer al individuo de su gran papel en la construcción de una potencia mundial, manipulando sus carencias. La ignorancia hacía el resto. Cada recién empleado iniciaba un ciclo de adoctrinamiento alrededor de la figura de culto central, con el objetivo de condicionar sus reacciones a estímulos específicos. Inicialmente éstas habían sido moldeadas por los medios de comunicación, redes sociales y elementos de influencia popular de los comités regionales establecidos en cada urbanización o caserío, pero la violencia como política ameritaba medios más contundentes para continuar su exterminio de la libertad.

La única clasificación posible para esos recursos que ingresaban en un masivo sistema de ocio dirigido, era la de Guía y Tropa. Los primeros se encargaban de ejecutar los mandatos emitidos por la sede central de comando, el resto los obedecían bajo estados de catarsis y alucinación extrema. Substancias psicotrópicas administradas en los alimentos distribuidos por la empresa, garantizaban los efectos extendidos.

El pueblo se encontraba en trance de obediencia absoluta a la espera de las órdenes producto del resentimiento y la aversión desconocida hasta entonces. Se había disuelto la sociedad moderna.

Gustavo Pisani, Mayo 3, 2015

Mañana – Haciendo carrera

Anuncios

Written by gpisanic

03/05/2015 a 12:01 AM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: