Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Internet de las Cosas – La distocia anunciada – 3 de 3

with one comment

El pueblo agujereado

Semana de la Ciencia Ficción – Continuación

Internet de las Cosas

Bastaba salir a la calle para identificar el comportamiento generalizado de la masa. La mayoría no percibía su propio estado de dependencia de las comunicaciones, mientras ocupan horas del día en seguir mensajes emitidos a nombre de celebridades; otro esperando que cambien las luces del tránsito e incluso llegan al límite de esperar que sistemas de votación de una opacidad inexplicable, elijan a los candidatos con mayor número de votantes humanos.

Nuevas disciplinas de sometimiento, como la Ingeniería Electoral, se perfeccionaron para asegurar el dilema del siglo – Votación y democracia.

La pérdida del hambre de conocimiento impulsó a la conversión del ciudadano en un simple espectador social, impulsador de opiniones ajenas como nuevo oficio, sin formación ni convicción de aspirar a los cambios necesarios, en medio de un caos provocado para eliminar la voluntad – ultimo bastión de la resistencia humana antes de perder esa condición.

Los conductistas a cargo del comportamiento social, con fotos de Pavlov, Laika y otras figuras de culto en sus ostentosos despachos, decidían los elementos más conspicuos del consumidor desde sus pantallas situacionales. Nada ocurría al azar bajo el esquema hegemónico. Ni lo inesperado se salva de esta manipulación, a cargo de postergar a conveniencia la desaparición publica de las figuras claves en este control diseñado para eliminar la autodeterminación.

Ha llegado el momento de rescatar lo rescatable en esta distocia previsible, que no necesitó de enviados del futuro para inyectar la formula suicida de una sociedad entregada a su suerte –  garantía de la destrucción anunciada.

Cómo será la vida al cabo de la extinción del ciudadano y de la sociedad?

Gustavo Pisani, RIchmond, 27 de Abril, 2015

Anuncios

Written by gpisanic

27/04/2015 a 12:01 AM

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. La autodeterminación no existe desde hace milenios o, quizá, eones. A mi entender, el parto empezó hace años, muchos años, y probablemente lo que sí veremos nosotros será la cabeza de la criatura.

    Me gusta

    jumanper

    27/04/2015 at 10:27 AM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: