Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

El imanar recurrente

with one comment

Conócete a ti mismo

Conócete a ti mismo

A fin de conocerme a mí mismo, tal y como Delfos lo insinuaba, he decidido realizar una tomografía de imagen magnética axial de mi bóveda craniana, y de una vez por todas exponer todo lo que ella contiene y por extensión, conocerme en profundidad como nunca. Hasta la última neurona, con su correspondiente sinapsis y axón incluidos.

El operador a cargo de la instalación respondió a todas y cada una de mis preguntas nerviosas con las que lo abordé el día de mi estudio, pero de sus numerosas reflexiones recojo las que más me impresionó justo antes de entrar en ese túnel donde los imanes inundarían con sus rayos mi materia gris – o lo que queda de ella.

Usted pregunta que es lo que yo veo en el interior de los pacientes con esta máquina – repitió mis palabras mientras dirigía su mirada de paz hacia el mecanismo de desplazamiento radial, que hace girar los magnetos alrededor de la persona bajo estudio.

Volviendo sus ojos para asegurarse que tenía mi atención, expresó – Pues déjeme decirle que no he visto nada diferente. Todo el mundo es igual por dentro, independiente de su apariencia, origen, creencias o pertenencias. No hay nada que los distinga ni en lo más profundo de su alma. Tanto a recién nacidos como tercera edad, pudientes, menesterosos, deportistas o enfermos terminales, todos absolutamente todos tienen lo mismo en su cráneo – Un cerebro. Y lucen todos iguales. Además el acuerdo de confidencialidad que protege los datos médicos de los pacientes sellaba sus labios. Pero su guiño indicaba que no había nada que confesar.

Ante el desconcierto, recalcó sus palabras con énfasis en esa democracia neural según la cual todos somos iguales por dentro. Y luego de un largo silencio forzado con la vista fija hacia la cabina de control, extendió sus brazos y elevó los hombros con un gesto de resignación que le llenó la cara, para dejarlos caer diciendo con un largo suspiro : Hasta que se duermen.

A partir de ese momento y bajo mi creciente sorpresa, la explicación del técnico me llevó por toda la fauna onírica según la cual queremos ser lo que soñamos – o viceversa. Entonces no hay dos mentes iguales, algunos se duermen apenas ingresan en el túnel, otros al final de la sesión, pero sin distingo no hay quien muestre un universo completo, lleno de imágenes, personajes, sensaciones y motivaciones que no traducen en lo absoluto a la persona. Dimensiones coloridas y plenas de movimiento. Esa era la parte realmente gratificante de su trabajo; ver cómo la humanidad sueña y lo hace extraordinariamente. Mundos hermosos, personas nobles y sentimientos elevados son la constante.

Por qué – dijo al final con un gesto de sus manos juntas en oración y aire derrotado en la frente – no somos una mejor especie?

Y tomándome por el antebrazo me llevó en dirección al túnel que abre la mente a espacios ignotos pero felices, para los cuales no hace falta un oráculo. Una vez acostado, lentamente me desplazaba hacia el fondo, asegurándome que la bata mantenía mis vergüenzas cubiertas, mientras mi aprehensión crecía, bajo la luz tenue y sin espacio para incorporarme.

Cerré los ojos e inicié el viaje que nunca esperé, bajo olas magnéticas y sonidos envolventes que se iban alejando bajo el sopor de los medicamentos. Una aventura hacia mi propio universo, recorriendo mis valles y montañas, mares y desiertos – porque uno no existe sin el otro, tramos iluminados seguidos de otros de oscuridad, manos que se extienden para ayudar, zancadillas o palabras a mis espaldas, aspiraciones y esperanzas junto a mi familia.

Era un camino, no había final mientras siguiéramos inmersos en esta aventura que tenía lugar en nuestro cerebro ocupado por la narcolepsia.

Tenía razón Segismundo – La vida es sueño.

Gustavo Pisani, Richmond, 8 de Abril

Anuncios

Written by gpisanic

08/04/2015 a 5:56 PM

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Soñando nos ponemos en brazos de Morfeo y cuando no soñamos nos ponemos en brazos de los otros dioses. ¿Existe pues alguna realidad en la que no seamos ninguneados por alguien?

    Le gusta a 1 persona

    jumanper

    09/04/2015 at 5:25 AM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reiki Y Otras Técnicas

Ámate a ti mismo

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Crónicas de un Guardia de Seguridad

Relatos de romper noche en un puesto de vigilancia con poca supervisión

Mis Americas

Blog dedicado a todas las almas viajeras y desaprendidas de Latinoamerica.

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

A %d blogueros les gusta esto: