Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Épica botánica o la Batalla de los Reinos Verdes – Encuentro segundo

leave a comment »

Puesto de avanzada

Puesto de avanzada

Los gritos de Esténtor llenan el espacio entre los invasores pero no se escuchan, sólo se presiente una carga salvaje lanzada a campo traviesa ante la mirada férrea del Comandante a cargo de la plaza fuerte. Su temple probado en miles de batallas cotidianas, habla de la determinación de brindar hasta el último aliento contra el atacante. Hay misiones mayores que la vida misma, hoy es el día de saborear el miedo interno proveniente de las entrañas, que alimenta esta determinación al avance indetenible contra las circunstancias.

Colina arriba, entre el aullar de arengas que invitan a la muerte, el brazo armado del guerrero al frente de las tropas de asalto, sobresale determinado por encima del bulto que luce como una moqueta de color profundo, cuyo movimiento es apenas perceptible por aquellos insensibles a estos pasajes de rigor, capaces de cambiar el rumbo de la humanidad, aun sin proponérselo. Nadie repara en el recibimiento del otro extremo de este avance matutino, para media mañana no debería quedar duda acerca del dramático balance del encuentro.

Las primeras cargas defensivas lograron con su estruendo aturdir a los intrusos, mientras desde el  puesto elevado de observación el General de la ofensiva distribuía ordenes a sus numerosos asistentes. El cuartel era un hervidero y los primeros heridos llegaban asistidos al hospital de guerra instalado tras el comando central. Era más difícil contenerlos para impedir su retorno al campo donde otros alcanzaban ya la gloria de morir por su causa, la mayor honra que nadie pueda alcanzar jamás y de la cual Pericles se encargó de destacar para la posteridad.

A la distancia las cargas químicas que salieron del parque lograron detener momentáneamente a los foráneos, quienes por toda respuesta reforzaron su marcha hacia el centro de la llanura en la celosía central de este escenario que cambiaba a lo largo del encuentro. Tras esta acción disuasiva siguieron otras iniciativas bélicas similares que a pesar de las bajas, parecía arreciar la determinación del contingente agresor ahora más cerca de su objetivo principal.

Mañana – Ofensiva final vespertina

Gustavo Pisani, Richmond, 4 de Marzo, 2015

Anuncios

Written by gpisanic

04/03/2015 a 7:01 PM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: