Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Trata de robots – Parte 2 de 2

leave a comment »

Dame una mano

Dame una mano

Una vez aprobados los términos del acuerdo, se comunicaron simultáneamente en las sedes de cada organización.

Un sumario se presenta a continuación;

Los robots manufacturados en el lejano oriente serán destinados a identificar, ubicar, capturar y reprogramar para su exportación, a las unidades cibernéticas ensambladas en los parques industriales recientemente comisionados en el Continente Africano.

Se ha conocido de la fuga de algunos equipos de la red de vigilancia del acuerdo global de robótica. El mismo establece que cada unidad debe ser censada y vigilada de manera permanente.

Esta operación de extracción será de índole estrictamente privada.

Los equipos reubicados con puertos de entrada en la Costa Este de los Estados Unidos, serán destinados a los trabajos considerados como de elevada exposición en todo el territorio nacional. No tendrán mantenimiento, excepto el que ellos mismos puedan ejecutar por sus propios medios y no tendrán conexión alguna con persona, equipo, transmisor o electrodoméstico. Al cabo de su vida útil, serán reutilizados hasta agotar la integridad de sus partes aprovechables. El serial o cualquier información que permita su identificación será eliminado permanentemente utilizando los medios necesarios.

La movilización resultó un éxito sin precedentes, los equipos movilizados al Continente Africano se ganaron la confianza de ciertos equipos de control industrial, quienes ubicaron a los cimarrones en las planicies, donde se dedicaban a ayudar a los nativos en sus tareas de subsistencia. Fueron arrancados de su entorno y la mayoría llegó a su destino forzado luego de una travesía brutal, sin carga en su unidad de potencia, o en estado deplorable más allá de su recuperación.

De manera sorprendente, un modelo específico de robot sobrevivió a la campaña de exterminio y logró establecerse en colonias, donde su formidable constitución les permitió protegerse del abuso de sus operarios y mantenerse en una pieza.

Venían en pares de equipos idénticos y tenían la identificación visible en el cuello – ubicación en la cual resulta imposible de borrar – Yoruba Tándem.

Gustavo Pisani, 12 de Febrero, 2015

Anuncios

Written by gpisanic

12/02/2015 a 12:01 AM

Publicado en Historias en Cubierta

Tagged with ,

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: