Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

El niño de la caja negra

leave a comment »

Futuro en Vitrina

Augur

En honor al Poeta ocupado en la más noble de las profesiones tras la cual se le fue la vida. Esta semana se la dedicamos sin contemplaciones.

“El corazón cambia en cada latido” G. Pisani

El niño de la caja negra

El infante no desmayaba en atender las necesidades de los dueños de la casa, sin descanso ni consideración. Los beneficios de la última tecnología en materia de servicio doméstico acostumbraron a los usuarios a niveles desconocidos de abandono. Muy pronto se iniciaron los abusos que terminaron en torturas contra el pequeño organismo de impresión molecular, lo más reciente de la telegenética.

Uno de los primeros productos elaborado en el taller e-biológico del Doctor Verantwortlich, el modelo Kinderslaven interpretaba eficazmente las necesidades de sus propietarios nominales. Un módulo de inteligencia concurrente le permitía anticiparse a los requerimientos gracias al procesamiento de datos de la red domoneural. Nada se escapaba de sus recursos tecnológicos.

Sus dueños desataron los demonios infringiendo daños imposible de incorporar a esta crónica. Muy pronto los vecinos dejaron de ver al simpático Kind ocupado en las labores del jardín. A consecuencia de una llamada anónima la Unidad de Garantía del Laboratorio se hizo presente.

La orden de cateo se emitió en línea durante el juicio invocado en la sección correspondiente del acuerdo. La recolección de evidencias incorporó olfatos remotos desplegados para trazar la huella pseudobiológica asignada al Kind. El equipo de resonancia magnética portátil dio con el humanoide, el cual había sido vaciado en una plataforma de concreto armado una vez ultimado violentamente. Apenas licuaron la placa con el deconstructor lineal, el cuerpo apareció en la criba.

Era como si durmiera un sueño digital a pesar de lo maltrecho. Su piel de biopolímero se encontraba desgarrada en el área abdominal, de donde protruía un paralelepípedo de sección rectangular de color anaranjado y bordes reforzados.

No cabía duda, habían recuperado la caja negra.

Gustavo Pisani, Richmond, 22 de Enero, 2015

Anuncios

Written by gpisanic

22/01/2015 a 12:01 AM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: