Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

A Poe debemos, Morella

with one comment

Lyon_3

Camino a Morella en ambos sentidos.

En honor al Poeta ocupado en la más noble de las profesiones tras la cual se le fue la vida. Esta semana se la dedicamos sin contemplaciones.

“El corazón cambia en cada latido” G. Pisani

La muerte por partida doble

Nuestro amor no era de este mundo, apenas recuerdo mis primeros sueños donde ella aparecía sonriente por partida doble. Su aroma, sonrisa y presencia me dejaban esperando volver a mi lecho mientras soñaba despierto con ella todo el día.

Así pasaron los años y con ellos sólo crecía lo nuestro, nada se interponía y la felicidad era absoluta. Era un amor de ensueño.

Pero la edad y las nuevas amistades me llevaron por otros caminos que me alejaban de esos encuentros seguros, mientras celebraba sensaciones nuevas y reales. Era la adolescencia. Cuando conocí a Morella, era la segunda mujer más bella de mi vida.

Hermosa, encantadora y sobre todo, despierta. Mis sentimientos comenzaron una especie de pesadilla, en la cual me encontraba perseguido en las noches y liberado de día. Decidí adoptar el insomnio como forma de vida para evitar los encuentros que se habían convertido en una interminable recriminación de mi vida. Dónde estabas? Con quién saliste? Por qué no me hablas? Ya no me quieres?

Presa de un tormento similar a Sísifo, formulé un plan para deshacerme de esta pesadilla de toda una vida. Me encontraba listo para perpetrarlo cuando Morella llegó a mi habitación de manera inesperada. Su carro se había accidentado y las circunstancias la obligaron a pasar la noche conmigo.

Una cosa llevó a la otra, y luego de la cena nos retiramos al único lecho a pesar de mi insistencia de dormir en el suelo. Abatidos por el cansancio de la jornada ambos nos sumimos en un sueño profundo.

Aproveché la circunstancia para ejecutar mi plan, según el cual daría cuenta de mi tormento nocturno. Todo resultó de acuerdo a lo esperado, pero al despertarme descubrí horrorizado que también había acabado con la vida de amada en el lecho, durante mi actuación criminal sonámbula. Ambas expresaron similares palabras postreras – Yo soy Morella.

Gustavo Pisani en Richmond, 20 Enero, 2015

Anuncios

Written by gpisanic

20/01/2015 a 12:01 AM

Publicado en Edgar Allan Poe

Tagged with , , , , ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me sumo como admirador a la semana de homenaje a Poe. Como dice el título “A Poe le debemos…” mucho: sus cuentos, sus novelas, sus poemas, sus personajes inmortales, su ansia de conocimiento, su influencia… Una deuda impagable que, en mi opinión, lo convierte en uno de los grandes de la literatura.

    Le gusta a 1 persona

    Augusto

    20/01/2015 at 5:38 AM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: