Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Gravedad

with 14 comments

Lluvia inversa

Lluvia inversa

Si la gravedad no fuera gratis, los pobres estarían en la luna.

Alguien logró finalmente domesticar la gravedad. Y de inmediato le puso precio, estableciendo una red de distribuidores que incluían los planetas vecinos.

Era el producto del momento, todo el mundo quería su gravedad a la medida. Los hacía sentir más ligeros, jóvenes y hermosos. La moda se adecuó al nuevo orden gravitacional y los estudios de todas las ramas técnicas hubieron de adecuarse a las nuevas tarifas de lo que antes era gratis.

La gravedad se alquilaba, no se vendía. La tarifa dependía de la latitud del consumidor y podía graduarse de intensidad. Los habitantes alrededor del ecuador tenían tarifa especial, pero al Norte de los equinoxios, el régimen variaba.

Lentamente la desgravitacion fue afectando a los desposeídos, y bajo un acuerdo piadoso de alcance global, se les permitió librarse de la multa que resultaba del usufructo no autorizad de la gravedad, siempre y cuando declinaran su beneficio terrenal. Se les dotó de aperos de supervivencia para el espacio y lentamente se fueron elevando hacia el vacío, el cual poblaron de manera decidida.

Desde arriba podían ver a los que podían disfrutar la tierra, y lo más importante, la gravedad. Recordaban con mucha tristeza los días que pesaban y de la atracción de la tierra – era un sentimiento mutuo – recordaban con una lagrima que ascendía de sus carrillos.

Entonces se organizaron los desposeídos y establecieron una órbita sincronizada con el paso del sol. La cantidad de expulsados era tal que lograban bloquear el astro, mientras abajo el desconcierto aumentaba por este atentado al libre bronceado.

Finalmente lograron un acuerdo entre las partes, los pobres vivían en el mar a una distancia segura de la línea territorial, en grandes islas con una  gravedad preferencial. Más ligera que la del modelo Newton, pero les hacía sentir las personas no obesas más felices del planeta cada vez que se subían a una balanza.

Era una cuestión de equilibrio.

Gustavo Pisani

Richmond, Abril 29, 2014

Written by gpisanic

27/12/2014 a 1:09 PM

14 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. No puedo evitar pensar que la privatización de la gravedad es una posibilidad. Por lo menos durante la colonización espacial.

    Le gusta a 1 persona

    herreiere

    30/01/2015 at 10:27 AM

  2. Échale un vistazo a https://cerdovenusiano.wordpress.com/: me ha recordado a sus textos; y enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

    Peregrina Martín

    30/01/2015 at 10:11 AM

  3. ¡Genial! Justamente estoy trabajando el tema de la pobreza en un artículo sobre Haití. Y he decidido colocar un enlace a este cuento. ¡Gracias por compartirlo y por haber visitado nuestro blog “Sin Remilgos”.

    Le gusta a 1 persona

    Daritza Rodríguez Arroyo

    26/01/2015 at 3:36 AM

  4. Excelente, autentico, sobrio, bien hecho

    Le gusta a 1 persona

    atandocabos

    18/01/2015 at 9:13 PM

  5. Interesante escrito, es cierto, si no estuviéramos sometidos a la fuerza gravitatoria, algunos habitantes del planeta tierra, dejarían de serlo.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    emiddcc

    17/01/2015 at 2:06 AM

  6. ¡Es un relato muy bueno! Me encanta lo original de la idea. Yo tengo dos en mi bitácora, medio de fantasía, que quizás le gusten; https://elprisionerodelrif.wordpress.com/2011/11/30/calculos-imposibles/ y https://elprisionerodelrif.wordpress.com/2012/02/16/de-palacios-y-peroles/
    Saludos.

    Me gusta

  7. Excelente verdad

    Me gusta

    salvela

    28/12/2014 at 3:24 AM

  8. Reblogueó esto en Ultimate Wanker Pressy comentado:
    “Si la gravedad no fuera gratis, los pobres estarían en la luna.”

    Me gusta

    hljorge

    27/12/2014 at 1:32 PM

  9. Yo creo que los pobres, por esas cuestiones de Darwin, llegarán a ser algo parecido a delfines.

    Me gusta

    hljorge

    27/12/2014 at 1:31 PM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

Jerónimo Alayón

Poeta y escritor

Verses Inked©

We set the ink down, on the streets of the town. where Eternity Stand Confound.

words and music and stories

Let's recollect our emotions in tranquillity

Sobre Monstruos Reales y Humanos Invisibles

El rincón con mis relatos de ficción, terror y fantasía por Fer Alvarado

EfectiVida - Efectividad, organización, productividad y desarrollo personal

En EfectiVida hablamos de eficacia, eficiencia y efectividad. También de gestión del tiempo, productividad, organización y desarrollo personal. Pero todo, sin olvidar las cosas IMPORTANTES. Porque… ¿para qué serviría la efectividad si no nos ayuda a disfrutar de la vida?

Sergio Reyes Puerta ahora está en sergioreyespuerta.com

ENTRA EN SERGIOREYESPUERTA.COM para acceder a todo el contenido de mi web.

A %d blogueros les gusta esto: