Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

No me esperes con la cena

with 16 comments

Mi cena y yo

Mi cena y yo

Cuando llegué a la casa atribulado al cabo de una jornada embrutecedora en la oficina, con esa disposición de rematar el día, la conseguí en la cocina y sin sacarme la corbata, la rodeé con mis brazos y esa mirada hipnótica que la aturdía, igual que Blackaman y sus gallinas en esa Caracas de antaño, capaz de sorprenderse ante espectáculos itinerantes de regreso de Macondo.

Se restableció en un estertor al cabo de un tiempo como si hubiera recuperado el aire, pero ya no era la misma. Estaba casi ausente mientras yo le cantaba sus canciones favoritas apoyados en la nevera, en voz baja no se fuera a despertar aunque dudo que lo hiciera a esta hora.

Como de costumbre olía a condimentos naturales, de esos que sólo ella sabía mezclar para convertir un caldo en gloria liquida y una ensalada en un bosque mágico. Era una mezcla de canela en rama, con eneldo dulce y tomillo recién cortado de la familia del romero, aderezado con miel de parchita maracuyá , con gotas de limón persa sobre esa piel de gallina que me volvía cada vez más loco. Su aliento era similar al aroma del pan de mantequilla recién salido del horno, con intensas volutas de sabor que te rodean sin saberlo.

Su color ahora tenue, era de alabastro con toques tostados de ajonjolí, y trigo en su cabellera que lucía como una fuente de aceite de oliva. Sus ojos Kalamata y boca de pomalaca, completaban una muestra gastronómicamente anatómica. Se me hacía la boca agua sólo de verla.

De sus manos salían monumentos que se honraban con la boca cerrada, masticándolos en medio de lágrimas de incredulidad, ante el resultado de su cocina. Uno no sabía si comerla o postrarse ante tanta belleza junta.

No podía imaginarla de otra manera que no fuera en la cocina, preparando platos o siendo parte de ellos. El amor logra lo imposible.

Fue entonces cuando le dije que no me esperara para cenar juntos, porque ella era mi cena. Y la mastiqué por siempre.

Gustavo, Mayo 1, 2014

======—English follows—=====

After a numbing day at the office, returned home willing to finish off the journey and got in the kitchen without taking off my tie, put my arms around my wife with that hypnotic gaze that stunned her, like Blackaman and his hens in the old Caracas, on gipsy shows of traveling acts returning from Macondo.

She restored with a rattle after a while as if recovering the air, but she was not the same. Was almost absent while I sang her favorite songs leaning against the fridge, quietly not to wake her out though I doubt she will this time .

As usual she smelled of natural seasonings, such that only she knew what to mix to convert liquid broth in glory and a salad in a magical forest. It was a mixture of cinnamon, with young dill and freshly cut rosemary, garnished with passion fruit syrup, with drops of persian lemon on her goosebumps that drove me even crazier. Her breath was similar to the aroma of butter bread fresh from the oven, with intense flavor scrolls around you without knowing it.

Her now dim color, of alabaster with toasted sesame and wheat in her hair which looked like a fountain of olive oil. Her kalamata eyes and pomalaca mouth, gastronomically completed an anatomical specimen. It made ​​my mouth water just by watching her.

Out of their hands scores of monuments were honored with closed mouth, chewing through tears of disbelief at the outcome of her kitchen. One does not know whether to eat it or bow before such beauty altogether.

I could not imagine her any other way that was not in the kitchen, preparing dishes or being part of them. Love achieves the impossible .

That’s when I told her not to expect me to dinner, because she was my dinner. And chewed her forever.

Gustavo

Anuncios

Written by gpisanic

01/05/2014 a 12:01 AM

16 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Excelente! Especialmente el fin inesperado! No es común leer eso. Felicidades.
    (Y buen fin)
    Brian

    Me gusta

    equinoxio21

    02/10/2014 at 11:21 AM

  2. wow!! genial!! 😉

    Me gusta

    carmeniemela

    11/05/2014 at 9:19 PM

  3. sweet and naughty 😉

    Me gusta

    melissas...la piel

    06/05/2014 at 3:10 PM

  4. ¡Que mezcla de condimentos tan interesante¡

    Me gusta

    H. Ema

    02/05/2014 at 2:19 AM

  5. Woooow!

    Me gusta

    Pavansson

    01/05/2014 at 5:15 PM

  6. Jajaja, buenísimo…

    Me gusta

    serunserdeluz

    01/05/2014 at 12:49 PM

  7. Muy romantico y picaro

    Me gusta

    myladydha

    01/05/2014 at 7:09 AM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: