Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Vuelta al lecho

with 8 comments

Me despedí esta mañana sin saber si volvería del trabajo en la noche, ante la arremetida brutal de las bandas de ocupación, que tratan con todos los medios posibles de desalojar la esperanza y eliminar la libertad. Camino indolente a la oficina, entre las balas perdidas y los despojos de una batalla interminable por la verdad, y me abro paso entre evidencia de otra noche de ejecuciones de mano de los mercenarios oficiales. Hay escenas que tardan en borrarse.
Presencio las atrocidades que jamás pretendí atestiguar en este campo de exterminio donde las ideas son piezas de cacería. Me desvío de mi ruta tratando de sacarle el cuerpo a una realidad que siempre ha estado oculta por la indiferencia de los siglos. Miro hacia otro lado para no repetir la convulsión causada por los restos de esta masacre. Me acuesto sin cerrar los ojos mientras la conflagración no se detiene en esa calle infinita donde se inmolan aquellos que quieren vivir.
Cada día es más difícil mantenerse cuerdo ante esta barbarie, según la cual el espejo oficial refleja todo el terrorismo de estado en la cara de un pueblo, que no se deja burlar de nuevo. Suficiente el espectáculo infame de convocatorias a representantes interesados en compartir el botín. Basta de insultos y ataques atribuidos a las victimas objeto del acoso y la injusticia. La fórmula es simple, elige alguien lleno de frustraciones, envenena su alma con el rencor abominable de una bestia y dale un cargo en el gobierno – como si representara al pueblo. A partir de ese momento se encargara de envenenar a su entorno de una manera implacable.
Luego de una jornada es ese cuarto frio, tratando de concentrarme en una tarea que no tiene final en este momento, preparo el regreso con la esperanza de encontrar cierta normalidad en este infierno administrado por decreto. Nunca más errado, luego de otras tantas horas en el tránsito, presa de robo tras robo durante el trayecto, no quiero llegar al hogar y con la televisión encendida encontrarme con otra sesión de adoctrinamiento en línea, incluyendo el ejercicio electoral del mes, para ratificar de nuevo lo que ya estaba decretado en las maquinas. La democracia no es solo el voto, ni las balas, es la voluntad de gobernar a favor y no en contra de las grandes aspiraciones del pueblo.
Frente al espejo, mientras me saco lentamente la bata manchada, veo mis manos llenas de sangre que tiñen mi rostro, y con los ojos hundidos y apagados no dejo de pensar en que debo dejar ese trabajo en la morgue – me está matando.
Gustavo, Abril 4, 2014

Anuncios

Written by gpisanic

04/04/2014 a 12:01 AM

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Un relato muy genuino! Felicidades y Animo, estoy segura que donde usted esta plantado desde alli su lucha es adecuada y muy acertada. Saludos! ~Carmen~

    Me gusta

    carmeniemela

    16/04/2014 at 9:46 AM

  2. me gusta mucho este pequeño fragmento por que habla de la cruel realidad que estamos pasando en muchos países a causa de la política sin principios algunas de las personas que gobiernan son tan vanidosas que entre mas tienen mas quieren tener sin importar que otras personas sufran solo para obtener lo que ellos quieren hoy en día en algunos países no existe la democracia

    Me gusta

    jeimy1998

    06/04/2014 at 10:27 PM

  3. Reblogueó esto en Cultureando en Barinas.

    Me gusta

  4. Buen texto. Un placer leerte

    Me gusta

    marinera67

    04/04/2014 at 10:31 AM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: