Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

En medio de la nada

leave a comment »

Hay caras que no logro dejar de olvidar

Luego de recorrer un largo y polvoriento trecho camino al Sur del Estado de Tejas, la conversación irrelevante se hizo insoportable a medida que las millas se iban quedando atrás de nuestra apresurada misión.

Los viajeros que me acompañaban pertenecían al mismo grupo de la empresa, con el cual comparto largas horas en las impecables oficinas de la corporación ubicadas en el llamado Corredor de la Energía, en ese Houston ahora lejano y por siempre insufrible.

El camino no terminaba y los silencios cada vez más extensos se hacían necesarios para pensar en la pequeña parcela de vida, que aun podíamos presumir como nuestras.

Luego de varias millas inmersos en esta cabina, en pleno territorio del lejano oeste y un par de horas de no encontrarnos a otra vaca, llegamos a Beeville, la cuna del nuevo sueño americano, con nopales de almohada y todo.

En medio del ritual del registro en un hotel precario y artificial, nos fuimos escapando hacia las habitaciones con la esperanza de concluir con la asignación que nos mantendría al menos un par de días alejado de la ciudad.

Cuando ya había perdido toda la esperanza de recuperar ese tiempo destinado a recorrer una sabana llena de vacío en espera de la riqueza cruda del petróleo, cuando no esperaba encontrarme con alguna otra persona o menos toparme con alguien conocido en medio de este centro de retiro forzado, se abrió la puerta del ascensor de donde salió una persona quien, restableciendo lo que pudo haber sido una conversación pendiente, me dijo;

-Hola Gustavo, cómo andas?

Lo que me hizo despertar de ese sopor inducido por la distancia, las circunstancias y el cansancio de un viaje inmerecido.

-Bien, gracias y cómo te va?

Y me hundí en el ascensor sin desdibujar la sonrisa cordial, para continuar con esta penitencia laboral a distancia.

Nunca he logrado recordar una cara que no sea de mi familia directa.

Se llama prosopagnosia.

Gustavo E Pisani, Richmond, septiembre 29, 2012

 

Anuncios

Written by gpisanic

01/10/2012 a 12:01 AM

Publicado en Viajes y aventuras

Tagged with , ,

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reiki Y Otras Técnicas

Ámate a ti mismo

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Crónicas de un Guardia de Seguridad

Relatos de romper noche en un puesto de vigilancia con poca supervisión

Mis Americas

Blog dedicado a todas las almas viajeras y desaprendidas de Latinoamerica.

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

A %d blogueros les gusta esto: