Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

La gallina comedora

leave a comment »

Lucy llegó de la corta visita a su hermana algunas montañas más hacia poniente, en un conjunto habitacional nuevo de desarrollo vertical. Había dejado a cargo de su esposo el cavernícola a su primogénito.

Apenas se quitó la bufanda de piel que le hacia juego con sus botas nuevas de conejo y la capa de pterodáctilo, se dirigió de inmediato hacia la piedra central de la sala con la certeza de conseguirlo donde se la pasaba viendo hacia la pared, como si ya se hubiera inventado el televisor.

-Y dónde esta Dino? – preguntó en ese tono tan especifico de las Afarensis cuando no aceptan que la interrumpan y antes de que el pobre pudiera reincorporarse de su trance.

-La ultima vez que lo vi estaba dándole de comer a la nueva gallina que me siguió desde el río – dijo sin convicción y sin dejar de ver hacia el mismo sitio, después de haber parecido que pensaba su respuesta.

Un denso caldo que puede resultar muy peligroso

 

Anuncios

Written by gpisanic

17/09/2012 a 8:52 PM

Publicado en Historias del pasado

Tagged with , , , ,

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: