Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

En la cueva

leave a comment »

La afarensis le cantaba a su cria mientras revisaba la pequeña cabeza al resguardo de su confortable cueva.

El eco brindaba un tono familiar a esta familia, mientras la evolución seguía su curso implacable.

Duérmase mi niño que tengo que hacer – mientras sus ojos cafe se iluminaban de amor – si no te tomas la sopa viene el monstruo y te lleva.

Mirando hacia la entrada de la cueva, vio de nuevo la acción a la que no lograba acostumbrarse, mientras abrazaba a su adorado hominido.

Si no te comes la comida, la comida te puede comer

Anuncios

Written by gpisanic

16/09/2012 a 8:40 PM

Publicado en Vidas y pasiones

Tagged with , ,

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: