Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

El reemplazo

leave a comment »

Dante condenó en  su Divina Comedia al infierno a Gianni Schicchi por haber sustituido al difunto Buoso Donati con el terrible propósito de dictar un testamento que le beneficiara en detrimento de los atribulados deudos. Lo hizo como una muestra de desprecio al libre ejercicio de la movilidad social, tan afín a los codiciosos o arribistas de profesión.

Durante la Semana Santa resulta muy apropiado recordar este fascinante itinerario del padre de la lengua italiana, y toda su critica social, cuya fecha de inicio coincide con la Cuaresma del A.D. 1300.

La recurrencia de este pecado llega a extremos sorprendentes hoy dia y en tiempo de penitencia es propicio abogar por la dispensa aun a propias manos, en pos de una indulgencia eterna que nos evite el compromiso de ser citados en una obra de tenor similar. En esta época de las redes sociales alguien ya debe estar elaborando el tramado de personajes y su puesto en esa historia del futuro, en un viaje que seguramente incluye la codicia y la gula entre tantas debilidades de esta pobre carne.

El escenario litúrgico se reprodujo en mi mente cuando una vez sentados en el único restaurante italiano de la calle central de Richmond, Texas y justo antes de colocar nuestra orden, el registro soprano inundó el local con su textura y timbre mas allá de lo esperado en esta región del Estado de la estrella solitaria.

Rachel canto una pieza muy reconocida de Puccini, el aria “O mio babbino caro” de la comedia Gianni Schicchi representando con gran naturalidad a Lauretta, su hija dispuesta a lanzarse al Arno desde el Puente Viejo en virtud de su atormentado amor por el cual ruega piedad de su impío padre.

Frente a mi los personajes de la Divina Comedia, Florencia, Oeste Americano y la Pascua se conjugaron para una experiencia poco común similar a un milagro de las praderas.

Entre el minestrone autentico, la ensalada de primavera, el chianti, el espresso y un tiramisú que ni siquiera aparece en la carta, entiendo que la iluminación es algo de todos los días si logras la inspiración adecuada. Como lo ha hecho el chef en esta esquina de la original republica de Texas, sobre los residuos de una historia tan extensa como la que el Nuevo mundo puede alcanzar con mucho esfuerzo, unos cien años corridos entre guerras, inundaciones, pestes y vaivenes de la supervivencia, función exclusiva de esta especie empeñada en enterrarse a si misma antes del próximo ciclo geológico.

Mas allá del menú, de la campaña política de una candidata a Alcalde de este municipio histórico, y del Bel canto, entre silbatos de un tren que se dirige al vecino pueblo de Rosenberg mientras el vibrato vocal nos mueve la fibras del alma, descubro que este restaurante conocido como The Italian Maid, ha reemplazado a un lejano local del mismo nombre que acaba de ser demolido en Michigan, luego de una larga historia de panes y pizzas y el deceso de su fundador.

Llevado por la escala de tonos mezclados, resta imaginarme a los descendientes de Luigi Sabatasso, escuchando su testamento alrededor de su lecho mortal.

Entre ellos alguien esta convencido del valor de las recetas y la necesidad de mantener vivo este sueño Americano con sabor de Divina Comedia.

Gustavo Pisani

Italian Maid Café

300 Morton Street Richmond, Texas 77469

281-344-8955

Anuncios

Written by gpisanic

15/04/2012 a 8:28 PM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: