Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Por un grano de arena

with 2 comments

William Blake tenía toda la razón del mundo con su grano de arena, especialmente ahora que el Kilo pierde peso en esa precisa cantidad y el globo en su conjunto empieza a preocuparse por esta inapetencia inesperada, en tan respetable individuo de número del glorioso instituto galo de medidas.

El drama físico es digno de una obra de Dumas, y la pregunta es qué sucede cuándo cambia la masa? Porque la cosa no está fácil para los habitantes de este planeta estresado. La mitad estamos en sobrepeso y la otra mitad desnutridos, lo cual da un perfecto balance patético y políticamente correcto. Ahora más que nunca es necesario un cánon ajustado de pesos.

Me pregunto si la culpable verdadera es la inflación y sus terribles variantes que ahogan economías enteras, llevándose consigo empleos y familias por igual, porque es a quien generalmente se culpa de todo, así no sea la responsables.

La evidencia documentada por un ejército de científicos descorazonados, muestra una falta de 50 microgramos que han desaparecido misteriosamente del prototipo del kilo, asentado bajo tres llaves en el Laboratorio del vetusto Buro Internacional de Medidas en Francia. No hay sospechosos hasta el momento.

Pero, cómo dudar de un orquestado complot masivo, de manera tan magistralmente propuesto, micrón a micrón de modo que nadie iba a reparar en la falta fundamental del pobre patrón, denominado cariñosamente Le grand kilo. Quién, en su sano juicio, dudaría del patrón alguna vez en la vida?

En ese peregrinaje obligado que cada década efectúan los emisarios de los organismos adscritos al sistema universal de pesos y medidas, para certificar sus muestras locales, sería terrible pensar en el desconcierto de ver a sus kilos engordando de manera irremisible. Dieta de pesos, la última moda en estándares. Una moción para involucrar a la Unión Universal de Merchantes fue denegada por falta de pruebas.

A la final como siempre, triunfó la razón y todos los indicios ahora apuntan a la señora que limpia, cuya devoción inmaculada sobrepasó la tolerancia del iridio-platino frente al componente caústico de su arsenal higienizador. Con razón la señora sólo lograba responder que ella veía al Kilo cada vez más limpio, cuando lo sometía a su rutina implacable. Hay amores que brillan.

El Sistema Internacional de Unidades ha elevado la guardia y espera que en el futuro, cualquier medida sea pequeña para salvaguardar la integridad y el decoro de las medidas estándares.

Es ley.

Anuncios

Written by gpisanic

03/02/2011 a 1:01 AM

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Despues de todo triunfo la razon, resulto ser brillante la señora, fue quien finalmente les dio la luz para resolver el grave misterio.

    Me gusta

    KARIM

    03/02/2011 at 11:16 AM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: