Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Año de Tigres

with one comment

El descanso del tigre

Hemos presenciado la mayor congregación de tragedias cataclísmicas en el mundo, desde la extinción de los dinosaurios, unido con un estado de inquietud global que no terminado de asentarse y continúa como una amenaza cierta de una debacle financiera, donde no quedaría centavo sobre centavo sobre la faz de esta tierra.

Durante su extensión, el año del tigre ha sido lo menos, agitado. Tendrá quizás que ver con sus instintos e inquietud, que caracterizan a esta especie tan agraciada y cruel a la vez? No hemos salido de una sorpresa para caer en otra aún mayor, ni olvidado el último escándalo para ser sorprendidos por personalidades extremas. Personalidades amanecen en el fango del descrédito o en las nubes de la fama apenas un día por medio. En la búsqueda del petróleo hemos sido literalmente inundados por esta peste negra, proveniente de una formación cuyo nombre confiesa todo el realismo mágico asociado a los hidrocarburos – Macondo.

Ni las fugas de Wikileaks, ni las catástrofes naturales o el azote invernal de proporciones bíblicas, ha sometido a mayor prueba la paciencia de la humanidad, como la explosión en cámara lenta de instituciones sacras e inamovibles. El empleo, para empezar y las democracias, cuyos dobles no han estado a la altura de las circunstancias cuando la gente se cansa de tanto de ella – sin ninguna substancia en lo fundamental. Que todo abuso tiene su límite ¡.

Pero el felino que me interesa es aquel cuyo recorrido nos ha traído prendidos de su cola hasta el último día de su año, para dar paso nada menos que a la liebre. Espero que su velocidad no se convierta en el vértigo que las siete vidas nos mostraron sin descanso durante los doce meses pasados. Cuento con sus reflejos para evitarnos los momentos inapropiados, para un planeta de esta edad respetable.

Que su prolija felicidad nos lleve a todos por un mejor camino en este nuevo año chino ¡

 

Anuncios

Written by gpisanic

01/02/2011 a 1:01 AM

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. La verdad es que cada año nuevo termina siendo mas chino que del resto del mundo, a juzgar por el crecimiento sostenido de su poblaciòn y consumo per capita. Si bien se dice que al mejor cazador se le va la liebre, estoy seguro que habra tantas este año, que si se nos va una, no tardaremos en reponerla, aun y cuando este animal en pista y campo, duplica la velocidad del mejor de nuestros atletas, sin duda va a ser todo un reto igualar los reflejos y habilidades de estas liebres, pero creo que el pasado año del tigre nos ha dejado bien entrenados: al punto de convertirnos en el mejor doble de riesgo de nosotros mismos.

    De todas formas, nunca esta de mas una oraciòn, que termina asi: Liebre nos de todo mal, amen.

    Me gusta

    KARIM

    01/02/2011 at 4:49 AM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: