Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Carta a Helena

with 2 comments

Del Helesponto, Helena

Lo que queda de Illión, 14 de Febrero 2.500 ADC

A la mujer más bella del Helesponto y sus alrededores;

Mi hermano el homicida siempre me dijo que lo nuestro iba a terminar mal, pero te confieso que no pensé que era para tanto. Siempre tan exagerado, a mí que no me gustan los excesos ¡

Quiero empezar con nuestro encuentro bajo la luz de las estrellas, es esa nación que hoy me resulta tan extraña. Eso fue inolvidable, al punto que no recuerdo nada. Luego nuestro escape romántico, orgullosos del amor mientras se afilaban las armas destinadas a tu rescate de la felicidad. Total, una aventura la puede tener cualquiera, lo importante es cómo recuperarse sin sufrir las consecuencias del desamor.

A mí que no me gustan las manzanas, me tocó entregarle una a la más bella de las asistentes de una celebración inaudita. Jamás una fruta había sido tan nociva desde la de Eva. Todavía estamos pagando las consecuencias de esta ligereza, literalmente cantando.

Luego vino lo del rescate, y el sitio a nuestro nido de amor, hasta que mataron por error al primo del guerrero tan parecido a un artista cuyo nombre se me escapa. La profetisa me augura que ese adonis se va a casar con la madre de Alejandro Magno, y que juntos piensan adoptar a todos los infantes del continente de Escipión, uno a la vez. Yo siempre he creído sus profecías, pero me parece que hay algo de exageración en este vaticinio. Ya veremos, dirá Homero.

Y entonces cayó mi hermano, a lanza del catire de los pies ligeros. Mi padre se escabulló hasta su tienda negra, oculto por la noche, y besó y lloró sobre sus manos para rescatar el cadáver preciado de su hijo, y así poder brindarle los honores de su altísima investidura.

Hasta que al más sagaz – como siempre, no faltaba otro – se le ocurrió lo del presente aquel.

Y mira que le dije a mi madre, que desconfiara de los regalos ofrecidos por desconocidos, especialmente si eran griegos. Su sonrisa vacía todavía me despierta espantado en las noches. Como cuando salieron del caballo y arrasaron a mi querida Troya, Helena.

Te dije que no me gustaban los equinos?

Paris, de tu cuadra el más noble bruto.

 

 

Anuncios

Written by gpisanic

19/01/2011 a 1:01 AM

Publicado en Epistolar

Tagged with , , ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Timeo danaes et dona ferentes

    Me gusta

    Rafa

    27/01/2011 at 6:15 PM

  2. “Aquiles” traigo un caballo halado, no porque tenga alas, sino porque van a tener que halarlo.

    Me gusta

    KARIM

    27/01/2011 at 4:48 PM


Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reiki Y Otras Técnicas

Ámate a ti mismo

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Crónicas de un Guardia de Seguridad

Relatos de romper noche en un puesto de vigilancia con poca supervisión

Mis Americas

Blog dedicado a todas las almas viajeras y desaprendidas de Latinoamerica.

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

A %d blogueros les gusta esto: