Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Cuernos – fin

leave a comment »

¡Qué guapo! Decían las chicas mientras los hombres aplaudían su gallardía sin un dejo de celos, excepto cuando les tocaban sus propias conquistas, las cuales se rendían a los pies de este galán del ruedo como el toro luego de una faena por la espada.

Entonces la sombra de la envidia se iba filtrando como lo hacía la sangre derramada en la arena, durante esas tardes vistosas en las cuales él arrasaba con los apéndices y los corazones de las damas. Al igual que las incansables acometidas del toro, siempre iba por más sin miramientos ni remordimientos, mientras la vida seguía su curso impenitente hacia el destino escrito desde siempre para cada uno de nosotros.

Lentamente ese peso de excesiva celebridad, extremo protagonismo y saturada presencia en el pueblo, le fue granjeando no pocos enemigos debido a la inconsecuencia del torero, a la luz de su encumbramiento.

A partir de qué momento se rompió el equilibrio del fiel que marca tenuemente el balance entre la gracia y el abuso no se supo, pero a partir de ese instante perdido en el tiempo, no se pudo recuperar más nunca el aprecio que en general todos le profesaban.

Como de un burladero surgían las diferencias, los males entendidos y las confusiones entre sus allegados, pasando por la paternidad reclamada de una novia de infancia y en general, una interminable serie de pleitos legales con sus diversos representantes que poco a poco y por extensión se hicieron también presentes en todos los que le rodeaban hasta entonces y lentamente se alejaban para siempre.

Su otrora cándido humor se trastocó en un gruñido permanente como si llevara palitroques en el morrillo y su sonrisa se escondió tras una mueca peor que la del picador concentrado en la divisa. No veía a los ojos de sus escasos interlocutores y sus historias eran ahora de tragedias, fracasos y traiciones de parte de cuantos se habían servido de él en su fulgurante carrera. Ya sólo hablaba de sí mismo en primera persona y en tiempo pasado, mientras el presente o el futuro no se encontraba en sus conversaciones como si fuese un capote perdido.

¡Qué difícil es la vida¡ decía, mientras apuraba otro trago rodeado cada vez más de sus nuevas amistades, que le celebraban sus jornadas demoledoras en farras interminables de las cuales salía directo a las novillas, para abusar como nunca de ellas y de sus ayudantes. Sus nuevas malas costumbres le iban mermando la gracia, los reflejos y los dones de gente que en primer lugar le habían hecho el favorito de las señoritas y objeto de sus apasionados suspiros.

El día que no le cerró el traje de luces, salió espantado de esa nueva realidad que le atosigaba en carrera hacia la tasca, donde toda clase de mal nacidos le habían hecho nuevo ídolo de la derrota y héroe de su propia destrucción.

Montó en su nuevo coche, el mismo que adornara en el frente con los pitones de su última tarde buena ya olvidada en el tiempo, para surcar como alma en pena por la carretera que salía de la plaza.

Cuando le consiguieron ya al final de la tarde, algunos no se sorprendieron de verle prendido del fatal adorno el cual salía a cada lado de su pobre torso inerte, con los brazos extendidos en un gesto de muerte triunfal.

 

Anuncios

Written by gpisanic

09/12/2010 a 1:01 AM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El sabañon

Blog de Adrián Gastón Fares, director de cine y escritor argentino (nacido en Buenos Aires, Lanús)

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

elamorquenuncafue

MI HiSTORIA EN BLOGS🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

Una novela de Manuel Cerdà

Venezolana con Paciencia.

"La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original" Albert Einstein.

Barroco Barraco

by Muhammadcriollo

HIJXS . VOCES

Rescate y recopilación de memoria intergeneracional en la Web.

pruebaconana

PRUEBA CON ANA ESTA CREADO PARA PROMOCIONAR PRODUCTOS,EMPRESAS,TIENDAS,BASADAS EN LA OPINION DE UNA MAMA DEJANDO RESEÑAS Y POST INFORMATIVOS. SI QUIERES QUE PROMOCIONE TUS PRODUCTOS ,TIENDA,O SERVICIOS CONTACTA COMMIGO EN : ANASOBE@HOTMAIL.COM

A %d blogueros les gusta esto: