Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Corruptio initio o Cómo nació la corrupción IV

leave a comment »

Primero fueron manifestaciones esporádicas del pueblo reclamando mejoras salariales, luego del aumento del heno para la alimentación de los caballos de carga. Luego vinieron las acusaciones de corrupción y por último el manejo doloso del denominado denarius secretus, destinado a gastos de defensa y armamento ante la amenaza de Esparta y sus aspiraciones sobre el Golfo de Corinto, zona de interés vital para Grecia. Dicha partida se destinó según se descubrió en el desarrollo de las investigaciones, al pago de los gastos causados por su fiesta de re-elección.

A partir de ese momento, todo se le vino abajo lenta pero gravitatoriamente, tal y como se lo dijo el oráculo de Delfos, a quién visitara en el curso de una Gira Administrativa por esa zona de la Liga.

“Cuídate del Leucocephalus nanus quién como fiscal de la nación lo desenmascaró oportunamente ante la ira publicus.

Desde luego que este mensaje no fué reconocido en ese momento por el congresante, debido a suponer que su apoyo popular y económico le mantendría en el poder.

Pero ante esa situación de riesgo potencial, Stercole argumentó que cualquier intento de enjuiciar su gestión traería como consecuencia los mayores desórdenes públicos en medio del Khaos y la revuelta popular y militar.

Nada de esto le permitió defender su posición y el parolium sonitus que le acompañaba por cada lugar que pasaba, cuando las amas de casas mostraban de esa manera su descontento desde las ventanas de sus hogares olla en mano, le atormentaba contínuamente.

Al final, a pesar de los explosio carrus colocados en zonas estratégicas para alarmar a los habitantes de la zona, con mucho ruido pero sin mayores efectos, se culminó el proceso político que decidió despojarle de su toga, símbolo de la impunidad y la inmunidad parlamentaria.

Éste hecho notorio, que debía representar el final de una carrera política signada por el enriquecimiento propio a expensas del empobrecimiento del pueblo, le llevó a cumplir con la pena de errante perpetuus por toda la península.

Desgraciadamente esa exposición como víctima de las componendas políticas en su contra, como él las hacía ver al resto del mundo, le granjeó no pocos admiradores quienes compugnidos por su discurso locuaz y convincente, le apoyaron brindándole el beneficio del asilo político en otras tierras no lejanas de su amada Grecia:Esparta¡

Acta est Fabula

XXX

 

Anuncios

Written by gpisanic

09/11/2010 a 11:59 AM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: