Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Lago de Mene II

leave a comment »

A partir de ese momento el Lago se transforma en una ciudad acuática, en la cual las plataformas de los pozos se pierden de vista en el agua, formando una cuadrícula infinita hacia todos lados, por las cuales al igual que grandes avenidas corre el flujo de nuestra fortuna y desgracia juntas, como una muestra increíble de riqueza y capacidad creadora del trabajo esforzado que transformó el escenario bucólico de las aguas cristalinas en un hervidero de gente, lanchas, equipos y gente que va y viene a todos lados y de todas partes.

Plataformas, estaciones, torres de transmisión, cabrias, sub estaciones eléctricas, plantas de compresión y en general, toda una gama de instalaciones difícilmente comparables con algo similar en tierra, se desarrolla, sufre y espera en esa masa de agua de colores extraños que asombra a propios y extraños.

La laboriosidad, el empeño y sacrificio que tomó toda esta industrialización resultan admirables, especialmente si recordamos que las concesiones de exploración petrolera de principios del siglo pasado, lograron el milagro tecnológico de la primera perforación en agua en todo el mundo, mientras el lodo de perforación se mezclaba a mano, a pocos metros de la costa llena de cocoteros en para esa época. El Zumaque I ya se encontraba produciendo, luego que el reventón de los Barrosos manchó nuestro futuro de negro.

A partir de esa ubicación, continúa una sarta de pueblos petroleros que se desarrollaron en lo que se dio por llamar el Corredor Bolívar, el grupo de formaciones geológicas más rico del planeta por muchos años y de donde salió la mayor parte de la riqueza que por años este país disfrutó, sin conocer del esfuerzo y especialmente el costo que cobraba el diablo por su excremento.

Punta Gorda, con su planta de generación de energía, seguida de Tia Juana, Ciudad Ojeda y Lagunillas las cuales se unen por el agua en un continuo de instalaciones, edificaciones y la maravilla de la ingeniería que pocos perciben como una realidad cotidiana en esa zona de la costa oriental, como lo es el gran dique costanero. A consecuencia de la extracción de crudo, que en sus buenos momentos superaba el millón de barriles cada día del año, la tierra vecina al campo en el lago sufrió lo que se conoce técnicamente como subsidencia, razón por la cual su nivel se encuentra por debajo de las aguas. Para evitar la inundación, se construyó un gran dique que sobrepasa en algunos lugares los 20 metros de altura por el lado de la tierra, mientras los marullos del lago acarician peligrosamente su pared ubicada al oeste. Desde el aire, el dique luce como la obra de ingeniería que realmente es y su mantenimiento es lo único que mantiene seca esa zona de la sub región. A partir de Bachaquero, al sur del Río Pueblo Viejo, se encuentran más dispersos los pueblos como San Timoteo, pasando el Río Machango y por último en esa secuencia, Ceuta al Norte de la Ensenada de El Bajo.

Apenas algunos kilómetros al sur se encuentra la histórica población de Gibraltar, donde los piratas del Siglo XVII venían por lo que les hacía falta en sus correrías por esta zona Caribe tan dada al despojo de los buenos por parte de los malos. Esa Ensenada de la Mochila tiene una historia cuyo valor estoy seguro, supera en mucho todo el petróleo que se ha extraído de esta provincia petrolera. Sólo pensar que un pirata llamado el Olonés, llegó en su empeño por tomar la riqueza de los pobladores, nada menos que hasta Trujillo, un pueblo asentado en las alturas andinas, para mayor sorpresa de los tranquilos gochos de entonces.

Una ciudad industrial completa se encuentra a lo largo de este corredor, de la cual se distinguen las plantas de compresión, complejos inmensos construidos en medio del lago, con enormes turbinas para generar la energía requerida por los compresores encargados de elevar la presión al gas que sale del fondo de este lecho donde descansaron por tantos años, la mayor acumulación de fósiles que podamos imaginarnos, sólo para ser quemados por nosotros en nuestra afán desarrollista.

sigue…

 

 

Anuncios

Written by gpisanic

03/11/2010 a 1:01 PM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: