Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Esperanza profunda – La luz iluminó el desierto

leave a comment »

Uno a uno fueron saliendo a la vida, como una comitiva del más adentro. Una historia que todos escribimos con la fe en las alturas para los sobrevivientes bajo la tierra con un final deseado por aquellos a favor de la vida. La emoción, las risas y los abrazos no tenían clases ni categoría, con la felicidad desbordada para todos por igual.

Cuando el parto seco finalizó, entonces la jungla se tragó el desierto, ni rastros del erial que llegaba al horizonte rodeando la mina. Abajo quedó el laberinto tras la fortuna, y arriba los hombres de piedra en pos del sueño rodeados de la admiración de quienes les esperaban. Hacen falta muchos héroes para hacer un minero.

El lago de Copiapó es ahora una visita obligada en la visita a Chile, el único lago del mundo de agua salada. Eran lagrimas de amor.

 

Anuncios

Written by gpisanic

19/10/2010 a 1:01 PM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: