Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Vuelta al Colegio

leave a comment »

Tallado de los mellizos

Taiwo y su hermano Kehinde esperaban el transporte que les llevaría a su primer día de clase en la escuela frente a su choza. Impecablemente vestidos con sus bolsos en bandolera, no les alcanzaba el cuello para ver si el impasible elefante escolar vendría por ellos. Será la ruta correcta? El horario de primaria no se inicia más tarde?

Incluso le preguntaron tantas veces a su madre, que se vio en la necesidad de enviar algunas señales, de humo claro está, dirigidas a la Asociación de Padres y Representantes de la Escuela Central de la Nación Yoruba. Las nubes de respuesta le hicieron reír, era su madre la hechicera; “nadaste con caimanes el primer día”. Parecía que fue ayer, hoy todos la recuerdan por ese gesto arrojado al agua.

Entonces se escuchó el bufido del paquidermo que nunca olvidaba un alumno. Entre la gritería de sus condiscípulos, escalaron a sus asientos y desde las grandes alturas disfrutaron de una visual privilegiada del poblado y sus alrededores. Mami se veía chiquitita abajo en el suelo, recogiendo sus lágrimas con una mano y saludando con la otra. Una vida nueva apenas se iniciaba para los mellizos del valle, quienes partieron en medio del bamboleo hacia la última parada.

El Director les esperó con su vestimenta ceremonial en el patio central de la escuela, con las plumas, símbolos y elementos de su dominio, mientras para la formación de los grados las maestras se afanaban en mantener el orden y los conductores controlaban sus bestias de carga. Era una mañana de verano, con el sol tan brillante y el cielo tan azul, como al que estaban acostumbrados los residentes de esta nación sin fronteras. Se hizo el silencio, abrió los brazos que extendieron su larga batola y entonces dijo con la gravedad de la ocasión;

-Bienvenidos.

Las clases se iniciaron como de costumbre, bajo las chozas y las invocaciones de la maestra y su asistente. Mantener la atención de los estudiantes era el reto de cada retorno a clases.

-A ver – dijo la educadora – quién me dice qué hicieron en las vacaciones?

Las manos se elevaron como el bosque que les rodea y uno a uno, describieron sus experiencias más importantes durante esa temporada. Viajes de caza, descubrimiento, esparcimiento y de iniciación.

-Quién hizo su viaje de iniciación durante este verano? – viendo los ojos brillantes y juveniles.

Sólo Taiwo y su mellizo levantaron al unísono sus manos. La profesora, en vista de la importancia de ese rito para la cultura milenaria de su pueblo, les invitó a pasar al frente de la clase para que le explicaran en sus propias palabras. Y lo hicieron hablando de manera simultánea, como les encantaba hacerlo siempre, sin llegar a mirarse siquiera.

Los integrantes de la clase terminaron burlándose de la relación brindada por los hermanos. Estoicamente llegaron casi al final del relato, hasta que una cerbatana acertó limpiamente con un frijol en la frente de Taiwo, el primero de los hermanos.

Antes que la maestra pudiera retomar el control, se hizo el silencio. Los hermanos se tomaron la mano y comenzaron a hablar al revés con los ojos en blanco. Un remolino blanco ganó cuerpo entre los pupitres y para cuando pasó la ventolera, el hijo del cocinero del pueblo señaló hacia la ventana.

-Miren ¡ – y todos corrieron a asomarse para encontrar el mundo al revés. Era el día de vuelta al colegio.

Anuncios

Written by gpisanic

17/09/2010 a 1:01 PM

Publicado en Pueblos y gente

Tagged with , , , , ,

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: