Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Festival de danza

leave a comment »

Los tres amigos

Todos los años antes de dejar atrás al verano, los representantes de la nación Osaga se reúne muy cerca de Nowata para celebrar su festival de danza. Durante tres días el colorido, los tambores y la diversidad se encuentran de fiesta en esta comunidad que parece dormir el resto del año.

El consejo de ancianos, se encuentra reunido antes del inicio de las festividades para pedir por el éxito del evento y la masiva participación de visitantes, tan necesarios para la apreciación cultural de esta nación en estado de supervivencia suspendida.

Tras la tienda principal el shamán culminó sus oraciones y sin abrir los ojos se dirigió al resto de los integrantes.

-Todo está listo para la celebración, hermanos.

El más joven de los ancianos, Hacha gacha, sin reprimirse exclamó – Pero parece que lloverá – para el evidente desacuerdo del resto. Gestos desaprobando su comentario recorrieron las arrugas a su alrededor, mientras esperaban la respuesta del sabio de la tribu quien mantenía sus ojos cerrados.

-Amarren a Pies mojados – dijo y con un gesto de la mano se dirigió a su tienda para meditar bajo el efecto del yopo.

La ceremonia inaugural se desarrolló sin contratiempo, la danza plenaria permitió honrar a los desaparecidos, recién nacidos y a la reina del festival. El concurso de baile en sus diversas categorías amenizó a los espectadores, quienes aplaudían con cierta emoción. En baile individual ganó Lechuza blanca, en el mejor traje, destacó Gallo veloz, descendiente del Puma Pavo real. El resto de las competencias se desarrollaban en las áreas alternas a la arena central. Todo de acuerdo a lo previsto, listo para la celebración principal.

Al centro de la arena de baile y bajo el ritmo del gran tambor, participaba Hacha gacha con su bastón tocado de piedra. La aprensión era visible en su cara y no dejaba de reparar en las nubes del cielo. Se acercaba el momento crítico de la Danza del Bienestar y la Prosperidad, según la cual marcharía la suerte Osaga para el próximo ciclo de cosecha. Los años anteriores no habían sido del todo buenos, se esperaban mejores designios en esta oportunidad.

La escuela de danza participaba en todos sus niveles para el gran acto, desde los polluelos infantiles, hasta los osos adultos, pasando por los lobos y las lobas juveniles. El evento del año se encontraba a punto, en espera de la señal del jefe de ceremonias.

Bajar la batuta de mando para dar comienzo a la gran danza y venirse el cielo en cascada resultaron la misma cosa. Los rayos luchaban contra los golpes al tambor rasgando el cielo, mientras los gritos se humedecían bajo las gotas que golpeaban con fuerza el suelo. La escapada de los visitantes fue inmediata y las escuelas de danza corrieron a cobijarse bajo la seguridad de la gran carpa. El viento la hacía sonar como un látigo que castigaba sin clemencia.

El shamán de espaldas en el lecho, apenas dedicó un gesto de conmiseración al cataclismo, sabía al igual de los años anteriores que Pies mojados se había escapado nuevamente. Entre sueños exclamó para sí;

-Por qué se les ocurrió botarla cuando trajo esa nueva danza a la escuela. Era el baile de la lluvia.

Y se dio la vuelta sobre la estera, entre espasmos ligeros causados por la risa al recordar las travesuras de su hija menor, para seguir soñando con tiempos mejores para su tribu.

Anuncios

Written by gpisanic

08/09/2010 a 1:01 AM

Publicado en Pueblos y gente

Tagged with , , , ,

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector naviero nacional.

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

poesiadesencadenada

Este es mi pequeño rincón donde plasmo mi vida, mis opciones, mis errores, mis lecciones

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

A %d blogueros les gusta esto: