Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

El límite de la civilización

leave a comment »

Presunto implicado en grado de violencia doméstica

El helecho salvaje atacaba mi retirada, apoyado en los cardos espinosos por el flanco derecho; a esta altura del encuentro mudo que se desarrollaba frente al porche de la casa, no tenía mucha esperanza.

Recuerdo cómo se inició esta debacle con una claridad asombrosa. El gerente de servicios de la empresa que mantiene mi jardín verde y libre de malas yerbas, se comunicó conmigo ofreciéndome lo último de la tecnología alemana para convertir la verde anomia del frente de mi casa, en una exuberante muestra biológica de furia color esmeralda aguamarina. En su explicación acelerada, presa de un paroxismo vertiginoso, me habló atropelladamente del equilibrio de atributos que comprendían la extensión de los llanos al Norte del Arauca, con la fortaleza del monte del páramo y la salvaje presencia de selva húmeda sobre un tepuy. Una mezcla balanceada producto del laboratorio Fratelli Brothers, cuya calidad es ilimitada por no decir lo menos. Era como un jarabe contra la alopecia de las gramíneas.

No olvido la felicidad de mi familia al ver los resultados que convirtieron de inmediato un magro césped, en una declaración de vigor y prosperidad con la que se asocia generalmente al jardín del vecino. Para el atardecer de ese día, antes de recogerme, noté esa fuerza incontenible que se expresaba en un temblor ligero pero determinado. Sin darle mayor importancia, subí los hombros y cerré tras de mí la puerta. La suerte estaba echada.

Cuando me desperté parecía ya invierno. La oscuridad no se había levantado, y sorprendido revisé la hora. Justo el tiempo para llegar a la oficina en el primer día de la semana. Terminé mi preparación y el desayuno, pero cuando abrí la puerta, frente a mí en todo su esplendor se encontraba una jungla amenazante que luchaba voraz por entrar a la casa ,mientras que el vehículo había desaparecido bajo las raíces aceleradas de manglares rojos. Las epifitas caían de las alturas para seguir su camino hacia el próximo estrato de ese hábitat que de un día para otro se había instalado frente a mi casa.

Afanosamente logré retirarme a la tranquilidad del desván, mientras escuchaba los estragos de la invasión verde a la casa de madera. A buena hora se me ocurrió elegir esta urbanización por la tranquilidad que ofrecía en el catálogo ¡

Entregado a la circunstancia decidí confrontar al enemigo, nada más convincente que una cara patibularia frente a los verdugos, a decir de toda la filmografía que recuerdo en este momento aciago. Pero nada que funcionó.

Para el momento en el cual me sostenían firmemente entre enredaderas y rastreras, listo para el golpe final de un cocotero, pude notar cómo, si acaso milagrosamente, se inició un retiro acelerado de las fuerzas de la clorofila. Con la misma velocidad que se instalaron en mi propiedad, perdían terreno hacia los ejidos. Inesperadamente algo había salvado mi vida en esta oportunidad, y mientras me reincorporaba bajo el choque emocional del encuentro dispar, una hoja resbaló hacia mi cara. Subí la mirada y descubrí con alegría que el otoño había llegado y con él mi rescate.

Anuncios

Written by gpisanic

08/09/2010 a 1:01 PM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reiki Y Otras Técnicas

Ámate a ti mismo

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

Crónicas de un Guardia de Seguridad

Relatos de romper noche en un puesto de vigilancia con poca supervisión

Mis Americas

Blog dedicado a todas las almas viajeras y desaprendidas de Latinoamerica.

Aventurándote.

Blog de viajes y montaña.

Revista Marítima

La información "Premium" del sector marítimo internacional

Messieral

«Historias en Ascuas para un Día sin Nombre»

A %d blogueros les gusta esto: