Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Natalia

leave a comment »

Supe de Natalia cuando trabajé en los Ferrocarriles a principios de los ochenta, apenas concluida mi larga y sufrida pasantía en la Mina de Sal. Sus pecas me causaban mareo al verlas distribuidas en todos los rincones de su rostro, como al azar, cuando coincidíamos en el ascensor e iniciaba su trayecto entre espasmos. Me parecían que cobraban vida en un rompecabezas de intenciones perentorias, de donde salían figuras proyectadas en ese firmamento facial.

Pero era su pelo el que ofrecía el máximo espectáculo, capaz de iluminar a toda la planta del departamento legal, ocupado en los temas que movilizaban la carga entre una estación y otra. El resplandor rojizo teñía la sala llena de sofistas indiferentes, cuando el sol salido de Petare entraba de lleno desde el horizonte, aterrizando justo en esa melena incendiaria y el tiempo se detenía por siempre en todo el piso 12. El efecto luminiscente creaba un aura de intensidad variable alrededor de su rostro, con el efecto hipnótico esperado por semejante aparición.

Entonces estaba convencido de su similitud con Medea, capaz de petrificar a quien se atreviera a verla a los ojos marrones de café cortado, con toques de canela y briznas de vainilla natural, aquí y allá, los cuales evitaba cuando le llevaba la correspondencia en mis labores de mensajero. Para mayor tortura, insistía en agradecerme – la única que lo hacía – y me preguntaba cómo seguía de los hombros. Pura cortesía, porque no se quitaba unos audífonos que la hacían mas lejana e interesante.

Como si no hubiera sido suficiente la calamidad de ese trabajo anterior, a veces lo prefería a este sublime castigo, equivalente al despellejamiento en vida, con inmersiones en tina de salmuera, y testigos incluidos. Suplicio cruel e interminable, bajo la agobiante atmósfera de una oficina gubernamental, capaz de reducir la vida a su mínima expresión, para los efectos de este ejemplo específico. El silogismo del día.

Al cabo de varias semanas en la rutina, el incendio cotidiano sembró profundas dudas respecto a mi capacidad de discernimiento, incluso acerca de mi salud mental en general. Apenas llegaba al salón de juristas, una melodía tomaba posesión de mi cerebro durante todo el recorrido, tratando de sobrevivir al incendio. Bastaba que se cerrara la puerta del ascensor tras de mí, para que volviera la calma. Era insufrible, desesperado pensaba retornar a mi ocupación previa.

Los lunes era lo peor. Me preparaba mentalmente para la primera ronda, y apenas llegaba al despacho legal, el resplandor ya no dejaba espacio para otros matices. Mi propia temperatura corporal se elevaba, especialmente cuando me acercaba al escritorio en cuestión. Los sobres, el saludo y el escape, todo en su lugar, me resultaba especialmente duro continuar con esta rutina piromaniaca.

En el diván del siquiatra de la empresa, a quien acudí en mi desesperación y luego de explicarle lo que he descrito hasta este momento, escucho la explicación acerca de la existencia de un dispositivo muy interesante. Capaz de reproducir la música con gran fidelidad, y de un tamaño que le permitía ser transportado a la conveniencia, generalmente se disfruta por medio de unos accesorios que transmiten hacia los oídos la música. Ideal para las oficinas, aunque puede a veces interferir con las personas de gran sensibilidad auditiva. Como es precisamente mi caso. La Dra. Lauro, hija del maestro de valses, ama su nuevo equipo y es el primero que se conoce en esta oficina.

Me le quedé viendo por unos largos segundos, agradecido por los detalles suministrados, y mientras me reincorporaba sólo atiné a añadir;

-Doctor, pero qué cosa tan parecida a un Walkman ¡

Anuncios

Written by gpisanic

06/08/2010 a 8:12 PM

Publicado en Pueblos y gente

Tagged with , , , , ,

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El sabañon

Blog de Adrián Gastón Fares, director de cine y escritor argentino (nacido en Buenos Aires, Lanús)

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

elamorquenuncafue

MI HiSTORIA EN BLOGS🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

Una novela de Manuel Cerdà

Venezolana con Paciencia.

"La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original" Albert Einstein.

Barroco Barraco

by Muhammadcriollo

HIJXS . VOCES

Rescate y recopilación de memoria intergeneracional en la Web.

pruebaconana

PRUEBA CON ANA ESTA CREADO PARA PROMOCIONAR PRODUCTOS,EMPRESAS,TIENDAS,BASADAS EN LA OPINION DE UNA MAMA DEJANDO RESEÑAS Y POST INFORMATIVOS. SI QUIERES QUE PROMOCIONE TUS PRODUCTOS ,TIENDA,O SERVICIOS CONTACTA COMMIGO EN : ANASOBE@HOTMAIL.COM

A %d blogueros les gusta esto: