Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Nowata

leave a comment »

Plumeros en flor

Los sobrevivientes de Osaga y Nowata

La gente de Nowata amaneció inquieta debido al cambio de la dirección del viento, algo muy significativo en estas planicies rojas de Oklahoma. Desde que la familia Joad salió camino a California durante las tormentas de arena del ’39, no se había sentido una desazón similar. No era tanto la falta de trabajo, sino de futuro lo que quitaba el sueño a los habitantes de este pueblo olvidado por el universo. La escuela cerrada, las bodegas vacías y lo impensable; la oficina de correos desmontando sus instalaciones, para consolidarla en otro lugar de la geografía colocado algunas posiciones atrás en esta lista patibularia. Sólo era cuestión de tiempo que les llegara su turno.

Allí estaba su historia, sus personajes, sus muertos y los vestigios que se resistían a dejar libre el paso de las aves, lo único abundante en la región después de la miseria, mientras la demolición en cámara lenta no tomaba descanso. Parecía que la muerte en vida venía de adentro, del alma o de la falta de amor que se notaba apenas se cruzaba el primer aviso en la oxidada ruta 169 paralela al tren, la exclusiva distracción de las 11:37 cada mañana de lunes a viernes. La gente se reunía en la única esquina del café, para ver los vagones en su traqueteo llenos de mercancía destinada a estaciones con mejor suerte quizás. Al cabo de este evento, los presentes se recogían a sus moradas sin decir palabra, en una monotonía digna de la estatua derruida del héroe local. Nadie entendía el hipnotismo cotidiano en que les sumergía esta terapia de hierro, y menos aún compartían la visión de otros tantos espectadores fantasmales, quienes les veían del otro lado de la vía con la misma aprensión intermitente, desapareciendo con el vagón de cola hasta el próximo viaje.

En medio de esa anomia infinita resultaban imborrables las reliquias de tribus enteras que convivieron al principio del siglo anterior, con los colonos quienes sentaron sobre los cementerios sagrados las instancias del progreso, en devastación acelerada de hace apenas algunas generaciones. El viento de cada noche cantaba a todos y cada uno de los que llegaron llorando y se fueron igual, hacia su edén verde lleno de caballos y bisontes. Las sombras del pueblo no dejaban de cercar a sus habitantes ahora que el miedo era libre, mientras les susurraban cantos épicos sin descanso.

Como presa de un conjuro, el día que los jóvenes del pueblo cumplían 18 años, eran arrojados de la casa donde hasta entonces se habían criado. Una dura tradición que disolvía el tejido social en una metástasis sin retorno. Que si era bueno para el futuro de la juventud, que así lo hicieron las generaciones anteriores, que era el mandato del progreso o que sin dolor no hay ganancia, la favorita de los miembros permanentes de ese comité de ancianos que nunca se movía de la esquina más gris del condado.

Entonces aparecieron algunas briznas de esperanza en esa planicie interminable y lo hicieron de manera peculiar. Siempre en grupos, teñidos de esa tierra roja que no abandona la piel con facilidad, abatidos por la carga brutal del trabajo de campo pero especialmente afectados por esa inexistencia en que se empeñaban asignarle los vecinos del lugar. A pesar de las carencias, la monotonía y el desprecio no dejaban de reír, un sonido perdido en el eco de tanto llanto ahogado de resentimiento.

Esa sonrisa empezó a inquietar a los ancianos, quienes veían en su insomnio crónico a los desplazados por sus ancestros emitiendo similares sonidos. No había llegado el invierno cuando el rumor corrió sobre las primeras heladas; el cambio de dirección del viento ahora aporta cada noche las risas de los recién llegados a las de la tribu enterrada en Nowata, para el tormento de sus habitantes.

Bartlesville, Enero 14, 2010

Anuncios

Written by gpisanic

14/01/2010 a 10:40 PM

Deja un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El sabañon

Blog del director de cine y escritor argentino (nacido en Buenos Aires, Lanús) Adrián Gastón Fares.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

elamorquenuncafue

MI HiSTORIA EN BLOGS🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

Una novela de Manuel Cerdà

Venezolana con Paciencia.

"La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original" Albert Einstein.

Barroco Barraco

by Muhammadcriollo

HIJXS . VOCES

Rescate y recopilación de memoria intergeneracional en la Web.

pruebaconana

PRUEBA CON ANA ESTA CREADO PARA PROMOCIONAR PRODUCTOS,EMPRESAS,TIENDAS,BASADAS EN LA OPINION DE UNA MAMA DEJANDO RESEÑAS Y POST INFORMATIVOS. SI QUIERES QUE PROMOCIONE TUS PRODUCTOS ,TIENDA,O SERVICIOS CONTACTA COMMIGO EN : ANASOBE@HOTMAIL.COM

A %d blogueros les gusta esto: